Líder en información económica del deporte

Fitness

Amazon y Nike rondan Peloton en plena crisis

Blackwells Capital, inversor activista de la empresa, aseguró que Peloton puede ser un objetivo de adquisición atractivo para empresas mayores de tecnología u orientadas al sector del fitness y varias compañías ya lo estudian. 

Amazon y Nike rondan Peloton en plena crisis
Peloton contrató a la consultora McKinsey para revisar su estructura de costos y eliminar puestos de trabajo, recortó el precio de su bicicleta más popular, aumentó el gasto en publicidad.

Palco23

06 feb 2022 - 19:44

Amazon y Nike se acercan a Peloton. La compañía estadounidense especializada en la fabricación y venta de bicicletas estáticas para la práctica del home fitness se encuentran en horas bajas por el regreso a la normalidad, despertando el interés de potenciales compradores como el gigante del comercio electrónico o el grupo de Oregón, según ha informa Wall Street Journal.

 

Aunque aún no hay confirmación oficial de un proceso de venta, Blackwells Capital, inversor activista de la empresa, ya sugirió hace unas semanas que Peloton puede ser un objetivo de adquisición atractivo para empresas mayores de tecnología u orientadas al sector del fitness.

 

Amazon y  Nikes son dos de las compañías que podrían estar evaluando una oferta por Peloton, aunque está en una fase preliminar y aún no ha iniciado conversaciones con la compañía de home fitnes. 

 

 

 

 

Las ventas de Peloton se dispararon durante los cierres por el Covid-19 pero las vacunas, la reapertura de los gimnasios y una fuerte competencia implicó que la empresa empezara a perder fuelle, de manera que los últimos resultados confirmaron las peores previsiones. Peloton cerró el primer trimestre del ejercicio en curso (periodo finalizado en septiembre) con un aumento de la facturación del 6,3% y unas pérdidas de 376 millones de dólares.

 

Blackwells criticó que el consejero delegado, John Foley, hubiera contratado a su esposa como una ejecutiva clave y manifestó su malestar por comprometer un contrato de arrendamiento por veinte años de sus oficinas de Nueva York. Asimismo, la firma de inversión instó a la junta a poner la compañía en venta, sugiriendo como potenciales compradores a Walt Disney, Apple, Sony o Nike.

 

Para amortiguar el golpe, Peloton contrató a la consultora McKinsey para revisar su estructura de costos y eliminar puestos de trabajo, recortó el precio de su bicicleta más popular, aumentó el gasto en publicidad y paralizado su producción de bicicletas al menos hasta marzo.  Además, no prevé producir ninguna máquina Tread+ en el año fiscal actual, que finaliza el 30 de junio de 2022.

 

Para el segundo trimestre, la empresa anticipa que tendrá unos ingresos de 1.138 millones de dólares, frente a los entre 1.100 millones de dólares y 1.200 millones de dólares previstos anteriormente.