18 May 2022 | 14:27

Líder en información económica del deporte

Fitness

Áccura, ante un nuevo escenario: más pádel, ‘wellness’ y foco en el concepto ‘boutique’

La cadena apuesta por mejorar su producto indoor y outdoor, poniendo más énfasis en su propuesta wellness y potenciando el concepto boutique. En 2022, realizará inversiones para orientar sus nuevos centros a esta nueva demanda.

Áccura, ante un nuevo escenario: más pádel, ‘wellness’ y foco en el concepto ‘boutique’
Áccura se centrará en ofrecer más productos de agua y ‘wellness’, desde natación hasta actividades físicas acuáticas, spa, sauna o baños de vapor.

Miquel López-Egea

27 ene 2022 - 05:00

Áccura reformula su receta para hacer frente a un nuevo escenario. La cadena catalana de gimnasios que cuenta con cuatro centros en la provincia de Barcelona tras haber adquirido Wow Padel en Cornellà y haberse vendido tres centros a David Lloyd Leisure, se ha propuesto adaptar su producto a la nueva realidad derivada del Covid-19.

 

La cadena apuesta por mejorar su producto indoor y outdoor, poniendo más énfasis en su propuesta wellness y potenciando el concepto boutique, por lo que en 2022 realizará varias inversiones para condicionar y orientar sus nuevos centros a esta nueva demanda.

 

“Queremos hacer un producto más artesano, mejorar el producto indoor, aprovechar los exterior y garantizar la seguridad de nuestros socios, apostando también por la tecnología y la innovación”, asegura el recién nombrado director general, Lluis Boada, a Palco23. “Áccura es un producto que tiene un interés estratégico y que sin duda no quiere morir: ahora apostamos por salir de la línea agresiva y mercantilista y por tener un proyecto empresarial tranquilo, sin la presión de un crecimiento marcado, apostando por hacerlo de manera orgánica, consolidada, pensando en el valor y en los clientes”, asegura.

 

 

De esta manera, además del el nuevo centro, que cuenta con más de 2.000 metros cuadrados y siete pistes de pastel, la cadena construirá un nuevo espacio de Crossfit de 400 metros cuadrados en su centro del barrio de Tordera, donde además remodelará todas la pista de tenis tras haber renovado el equipamiento de fitness. En el centro de Bruc, la compañía ha apostado por una sala de cincuenta metros cuadrados destinada a entrenos hiit.

 

“Valoramos oportunidades que permiten alcanzar comunidades concretas, el fitness se va diversificando y el crossfit es un ejemplo: nos hemos dado cuenta de que tenemos un perfil de cliente que exige un tipo de actividad más intensa y muy bien estructurada”, señala el directivo, remarcado que hay que poner énfasis en el cliente. El directivo apuesta por ofrecer más valor en vez de reducir el precio del producto, por lo que tendrá una cuota que continuará rondando entre 65 euros y 75 euros.

 

Áccura se centrará también en ofrecer más productos de agua y ‘wellness’, desde natación hasta actividades físicas acuáticas, spa, sauna o baños de vapor.

 

En cuanto a futuro, el directivo sostiene que 2022 es un año para consolidarse tras los movimientos recientes, aunque no cierra la puerta a realizar un “crecimiento ordenado” si surgen posibilidades. Otro de los objetivos para 2022 es que los 130 trabajadores con lo que cuenta se sientan a gusto y pierdan el miedo tras la pandemia. Tras la venta de tres de sus centros, Áccura ha reordenado su estructura directiva y ha trasladado su central al centro de Sant Boi, por lo que en los próximos meses incorporará nuevos directivos para afrontar esta etapa.

 

 

Además, Boada considera que las perspectivas para el sector a largo plazo son mejores que antes del Covid-19 porque, con la pandemia, “hemos adelantado veinte años”. “Ha llegado la digitalización, la tecnología sigue una evolución más sostenida, pero antes no contemplábamos un entrenamiento en casa, por lo que hay que ofrecer nuevas alternativas”, comenta. Sin embargo, el directivo critica que a causa de haberse centrado en el mundo digital, el sector ha apostado por hacer instalaciones inteligentes, olvidándose del cliente

 

Según las últimas cifras disponibles, de 2019, Áccura cerró el ejercicio prepandemia con una facturación agregada de 14,5 millones de euros y un total de 18.000 socios en sus entonces seis centros. La empresa está controlada por Emprentia Proyectos, controlada a su vez por Diana Masó.