Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Wolverine Worldwide crece debajo de sus previsiones y culpa a las disrupciones en la ‘supply’

Además, la compañía de calzado ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para el cierre del ejercicio y prevé que sus ventas se eleven hasta un 11,6%, frente al incremento de hasta el 16% estimado originalmente.

Wolverine Worldwide crece debajo de sus previsiones y culpa a las disrupciones en la ‘supply’
Sólo en el cuarto trimestre, la empresa de calzado situará sus ventas en entre 650 millones de dólares y 675 millones de dólares, lo que corresponde a un crecimiento interanual de entre el 2,3% y el 6,2%.

Palco23

10 nov 2022 - 13:50

Wolverine Worlwide decepciona. La compañía estadounidense de calzado ha aumentado sus ventas un 8,6% en el tercer trimestre del ejercicio actual (hasta el 1 de octubre), una cifra por debajo de sus previsiones a causa de las disrupciones en la cadena de valor. Tras los resultados, la empresa ha reducido sus previsiones de crecimiento.

 

El grupo dueño de Sweaty Betty está experimentando congestión en sus centros de distribución y red de transportistas en Estados Unidos, según detalla Brendan Hoffman, presidente y consejero delegado. “Muchos de nuestros clientes de wholesale se están enfrentando a un alto nivel de inventario y a parones en los almacenes”, añadió el ejecutivo.

 

Las ventas de la compañía en el tercer trimestre se situaron en 691,4 millones de dólares y su crecimiento se vio impulsado por su negocio en el extranjero, donde aumentó sus ingresos un 33%. La empresa registró un beneficio de 38,8 millones de dólares en el periodo, dejando atrás las pérdidas de 800.000 euros del mismo trimestre de 2021.

 

En los nueve primeros meses del año, Wolverine Worldwide registró un beneficio de 171,7 millones de dólares, multiplicando el resultado de 82 millones de dólares que obtuvo en el periodo comparable de 2021. Las ventas del grupo hasta octubre se incrementaron un 13,5%, hasta 2.019,8 millones de dólares.

 

 

 

 

De cara al cierre del ejercicio, el grupo con sede en Michigan prevé que sus ventas se incrementen entre un 10,6% y un 11,6%, situándose en un rango de entre 2.670 millones de dólares y 2.695 millones de dólares. Previamente, Wolverine Worlwide preveía crecer hasta un 16% en el año fiscal 2022.

 

Sólo en el cuarto trimestre, la empresa de calzado situará sus ventas en entre 650 millones de dólares y 675 millones de dólares, lo que corresponde a un crecimiento interanual de entre el 2,3% y el 6,2%.

 

A 1 de octubre, Wolverine Worldwide contaba con un nivel de inventario de 880,9 millones de dólares, más del doble de lo que registró a cierre del tercer trimestre de 2021. El grupo achaca el 15% de esta subida a mayores costes de logística, especialmente los de transporte aéreo.

 

Las existencias en tránsito corresponden a 281 millones de dólares, frente a los 57 millones de dólares que representaban el 1 de octubre del año anterior. “La normalidad en las entregas no llegará hasta el comienzo del ejercicio 2023”, estima Wolverine Worldwide.

 

El grupo acaba de poner en marcha una reestructuración de su cartera de marcas “para desbloquear las posibilidades de sinergias entre firmas”, detalla Hoffman. La nueva organización de la cartera de Wolverine Worldwide, que controla las firmas Saucony, Merrell, Sperry, Wolverine y Sweaty Bett, se pondrá en marcha a partir del cuarto trimestre.