Equipamiento

Vibor-a Padel cierra 2021 con 4 millones de ingresos y prevé duplicar el negocio en 2022

La compañía de equipamiento de pádel, parte del grupo Jim Sports desde 2019, tiene previsto ampliar su producción en territorios asiáticos como Bangladesh, de donde provienen un tercio de sus productos.                  

Vibor-a Padel cierra 2021 con 4 millones de ingresos y prevé duplicar el negocio en 2022
Vibor-a Padel se distribuye actualmente en 21 países fuera de España, entre los que destacan Suecia, Italia, Dinamarca, Bélgica o Países Bajos

A.Ferrer

05 ene 2022 - 05:00

Vibor-a Padel extiende el boom del pádel y prosigue su crecimiento. La marca española de pádel con sede en Lugo, propiedad de Jorge Gutiérrez, ha cerrado el ejercicio 2021 con una cifra de negocios de cuatro millones de euros y prevé duplicar su facturación en 2022, alcanzando ocho millones de euros.

 

De los cuatro millones de euros facturados en el curso anterior, la compañía atribuye el 80% de la facturación total a la venta de palas de pádel. El 20% restante del negocio lo copa el textil y complementos como paleteros, muñequeras o calcetines.

 

Tras la pandemia, se ha producido un aumento en los practicantes de pádel debido a que, en parte, es “un deporte divertido, sencillo de aprender a jugarlo y que no se necesita gran cosa para practicarlo”, comenta a Palco23 Xabier Varela, responsable de negocio de la marca gallega.

 

Fruto de ello, las licencias en pádel se dispararon en 2021 y la Federación Española de Pádel (FEP) cerró 2021 con un total de 96.872 licencias de deportistas. Esta cifra supone su máximo histórico y, al mismo tiempo, un incremento del 22% respecto a las 75.819 licencias que se registraron en 2019.

 

 

 

 

“Hay meses que vendemos más de 10.000 palas de pádel; esto supone que, nada más llegar al centro logístico, damos salida al producto para que llegue al cliente”, expone el ejecutivo. La logística de Vibor-a se encuentra en la ciudad de Lugo, donde actualmente cuenta con una superficie de 10.000 metros cuadrados, a la que se le añadirá una segunda nave de 15.000 metros cuadrados, prevista para 2024.

 

La compañía de pádel trabaja con un total de ocho fábricas en todo el mundo, repartidas entre España, Pakistán y Marruecos. De cara al ejercicio actual, la empresa está en conversaciones finales para comenzar a fabricar también en Bangladesh. “Con las fábricas que tenemos y la demanda actual no damos abasto; estamos por encima de nuestras posibilidades”, subraya Varela.

 

Vibor-a Padel se distribuye actualmente en 21 países fuera de España, entre los que destacan Suecia, Italia, Dinamarca, Bélgica o Países Bajos. “Fuera de nuestras fronteras la demanda está creciendo a unos niveles desmesurados; antes el foco estaba en Italia y Suecia, pero actualmente en países como Emiratos Árabes, México o Alemania la demanda se ha multiplicado exponencialmente, acentúa el ejecutivo.

 

 

 

 

La empresa de equipamiento de pádel también ha acusado el golpe de la supply chain, ya que, debido a las disrupciones de la cadena de valor, han tenido que dar salida a los productos con un periodo de tiempo mayor para optimizar los costes.

 

“Hace un año pagábamos cerca de 3.000 euros por un contenedor, y ahora, por menos de 15.000 euros no puedes transportar nada”, lamenta XaBier Varela. En este sentido, la compañía estudiará próximamente si aumentar el precio de su principal producto, las palas de pádel, que oscilan entre 120 euros y 459 euros, aproximadamente.