08 Ago 2022 | 06:57

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Under Armour ficha a una ex de Levi’s para liderar el área de producto

La multinacional de artículos deportivos ha incorporado a Lisa Collier para relevar a Kevin Eskridge, que se marchará el próximo agosto.

Palco23

15 abr 2020 - 09:00

Under Armour ficha a una ex de Levi’s para liderar el área de producto

 

 

Under Armour pesca talento en el mundo de la moda. La multinacional de artículos deportivos ha fichado a Lisa Collier como directora de producto en sustitución de Kevin Eskridge, que dejará la compañía en agosto. La ejecutiva llega procedente de  Not Your Daughter's Jeans (Nydj) y trabajó durante trece años en marcas como Levi’s y Dockers.

 

La ejecutiva ha dejado claro que el enfoque continuará puesto en el producto técnico, pues ha señalado que su equipo “continuará avanzando sobre el legado de la marca para crear productos innovadores y elegantes que ayuden a los consumidores a alcanzar sus objetivos de preparación física”.

 

Collier reportará al presidente ejecutivo de la compañía, Patrik Frisk, y bajo su liderazgo estarán el diseño de la gestión de categorías de producto, la comercialización y el diseño de estos. Según el directivo, también esperan de ella que aporte su visión sobre el canal minorista.

 

 

 

 

Este nombramiento completa la reestructuración que emprendió meses atrás Under Armourcuyo último capítulo fue la salida de Eskridge. Tras el ascenso de Frisk a la dirección general a finales de 2019, la compañía ascendió a Colin Browne a la dirección de operaciones y entregó la recién creada dirección de experiencias a Paul Fipps, que hasta ahora llevaba el área digital. 

 

En enero, nombró a un nuevo director de finanzas tras detectarse irregularidades en la contabilidad del grupo. La marca estadounidense de equipamiento deportivo cerró el último año con una facturación de 5.267 millones de dólares (4.815,5 millones de euros), un 1,4% más que en 2018. Lo más destacado, sin embargo, fue que la compañía abandonó los números rojos y presentó un beneficio neto de 92 millones de dólares (84 millones de euros).