08 Ago 2022 | 07:26

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Strava sitúa al responsable de Francia al frente del negocio en España

La red social especializada en deportes espera aumentar sus acuerdos con gimnasios y fabricantes de maquinaria para dar un impulso a las disciplinas indoor.

Strava sitúa al responsable de Francia al frente del negocio en España

Guillermo G. Recio

06 jul 2018 - 04:57

El 32% de los perfiles son runners; el 32% son ciclistas; el 22% practica más de una disciplina, y el 14% realiza otros deportes

 

 

Strava quiere aprovechar el alza de la práctica deportiva en España. La red social ha situado a Grégory Vermersch como nuevo responsable para su negocio en el país. Se trata del country manager de Francia, que desde hace unos meses también lidera la estrategia de la compañía en el mercado español.

 

Según explica el propio directivo galo a Palco23, España es uno de los países más importantes de Europa, concretamente, el tercer mercado. “Incluso en ratio de usuarios por número de población es más importante que Francia”, detalla. Por este motivo, Vermersch se ocupará de liderar la comunidad de Strava en ambos países, algo no habitual en su organización y que ya venían buscando recientemente.

 

Más allá de los 200 empleados que la empresa tiene en San Francisco, en el Viejo Continente sólo cuenta con siete personas: un responsable para Reino Unido con su equipo de márketing para toda la región, otro director para Alemania y el propio Vermersch. “Strava tiene que ser más local, sobre todo para entender a cada comunidad y dar visibilidad a eventos”, apunta. Además, el ejecutivo ve España como el trampolín para Latinoamérica, donde sólo están físicamente en Brasil, donde cuentan con el inversor Go4it.

 

El directivo, que trabaja desde París, llegó a la compañía en enero de 2015 procedente de Le Coq Sportif, donde trabajó ocho años como responsable digital de la marca a nivel internacional. Graduado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por el Instituto Superior de Comercio de Francia, en 2005 fundó Disque Primeur, una productora musical independiente a la que todavía hoy está ligado.

 

“Nuestra forma natural de crecer es el boca oreja, por eso realizamos muchas acciones con atletas que ayudan a Strava a incrementar su comunidad. Por ejemplo, les ayudamos a pagar los viajes para una determinada carrera al otro lado del mundo para que inspiren a otras personas”, indica Vermersch. En total, de los 31 millones de usuarios de la red social en el mundo, 1,3 millones están en España.

 

Actualmente, el 32% de los perfiles son runners; el 32% son ciclistas; el 22% practica más de una disciplina, y el 14% de las personas inscritas en Strava realiza otros deportes. “Para nosotros el running en España no ha tocado techo porque todavía hay gente que no usa nada parecido si contamos con que hay cinco millones de corredores en el país”, señala.

 

 

 

 

“La cultura ciclista española es muy importante, pero ahora hemos empezado a integrar deportes indoor como el fitness”, explica el responsable. Vermersch comenta que su intención es darle más importancia a esta disciplina viendo el alza de los gimnasios en España, y detalla que “hemos integrado entre 20 y 25 servicios de fitness, y tenemos acuerdos con Peloton o Flywheel, por ejemplo”.

 

Esta estrategia se basa en permitir a sus usuarios cargar y registrar sus ejercicios y sesiones de entrenamiento, así como descubrir nuevos gimnasios, estudios y rutinas. También se han aliado con Life Time Fitness, líder en el mercado estadounidense en términos de facturación, que dirige 127 centros en Norteamérica. También ha sellado acuerdos con las bicis de Expresso para que los entrenamientos de indoor-cycling y de alta intensidad puedan visualizarse en la app y, sus usuarios, registren y compartan su sesión.

 

Su negocio se basa en pequeños detalles más allá de compartir información en diferentes comunidades y tener un seguimiento de los entrenamientos, entre otras características gratuitas. Los clientes de pago de Strava pueden filtrar las clasificaciones de segmentos en función del peso o la edad y tener programas de formación personalizados, por ejemplo.

 

Para potenciar este aspecto, la empresa fichó al vicepresidente de desarrollo de negocio de Instagram, James Quarles, como nuevo consejero delegado. Además, Strava contrató hace unos meses a Stephanie Hannon, una ex de Google y Facebook y que dirigió la estrategia digital de la campaña electoral para la presidencia de Estados Unidos de Hilary Clinton.

 

Más allá de la publicidad a través de retos de superación y de actividad, la tercera pata de su negocio es Strava Metro, un sistema de venta de datos a entidades públicas a un precio bajo para mejorar la sociedad. Hasta el momento, más de 130 ciudades han mejorado su red de comunicación y transporte gracias a esta herramienta. “Aunque nos centramos en el auténtico deportista, queremos ayudar a combatir el sedentarismo”, añade.