26 Ene 2022 | 21:24

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Sprinter desafía a Decathlon y traslada su centro logístico y oficinas a Alicante

Lorenzo Molina

30 mar 2017 - 04:57

Sprinter se reubica. La compañía de moda y equipamiento deportivo, propiedad de la británica JD Sports, trasladará su centro logístico y las oficinas centrales del grupo al polígono industrial Las Atalayas de Alicante en 2018, según ha explicado el director general de Sprinter, Ángel Segarra, a este diario. La compañía se ha aliado recientemente con la portuguesa Sport Zone, propiedad de Sonae, convirtiéndose en el segundo mayor grupo deportivo de la Península, en pleno desafío a Decathlon.

 

Las nuevas instalaciones de Sprinter en Alicante, que también darán servicio a las tiendas españolas de JD Sports, corresponden a la antigua fábrica de Altadis y cuentan con una superficie construida de más de 50.000 metros cuadrados, sobre una parcela que supera los 140.000 metros cuadrados. El centro logístico tendrá capacidad para 300.000 cajas y podrá dar servicio a 220 tiendas en una primera fase, con la posibilidad de futuras ampliaciones.

 

El cambio de ubicación afectará a más de 350 empleados del grupo. En la actualidad, las oficinas de Sprinter se encuentran en el polígono Vizcarra de Elche, mientras que el centro logístico está situado en el polígono industrial Las Dolces, en Dolores (Alicante).

 

A lo largo de 2017, Sprinter abrirá una decena de nuevos establecimientos en España, tras lo cual superará las 120 tiendas en el país. La compañía subirá la persiana en un parque comercial de nueva creación en la avenida Miquel Batllori en Lérida; otras en el parque comercial Terrassa Plaça de Terrassa y una tercera en el municipio catalán de Igualada. La tienda madrileña se ubicará en el centro comercial El Ferial de Parla (Madrid).

 

La empresa, además, se encuentra en fase de negociaciones para poner en marcha entre seis y ocho establecimientos más en el país durante este año, según Segarra. A cierre de 2016, el grupo operaba en el mercado español con 119 tiendas.

Sprinter elevó un 21% su facturación en 2016, hasta 198 millones de euros. Un año atrás, la compañía anotó ventas por valor de 164 millones de euros.

 

JD Sports, por su parte, tomó impulso en el mercado español en 2016. La compañía catapultó sus ventas un 60% el año pasado, hasta los cuarenta millones de euros. El grupo llevó a cabo ocho aperturas en España en 2016, donde cuenta ya con una red formada por 27 establecimientos.

 

Para 2017, la empresa tiene ya firmadas seis nuevas tiendas en territorio español. Las aperturas tendrán lugar en los centros comerciales As Cancelas de Santiago de Compostela; Meridiano, en Tenerife; La Morea, en Cordovilla (Pamplona), y La Salera, en Castellón.

 

Los nuevos establecimientos que JD Sports pondrá en marcha contarán con una superficie de alrededor de 600 metros cuadrados, frente al tamaño medio anterior, que oscilaba entre 350 metros cuadrados y 400 metros cuadrados. Asimismo, se incrementará la oferta por la ropa en detrimento de otras categorías de producto.