05 Dic 2021 | 06:48

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Sprinter salta al extranjero con su primera apertura en Países Bajos

La cadena, propiedad del grupo británico JD Sport, ha abierto su primer establecimiento fuera del mercado español y ha aterrizado en Países Bajos con una tienda en el centro comercial Zuidplein, ubicado en Róterdam.     

Sprinter salta al extranjero con su primera apertura en Países Bajos
La cadena de tiendas Sprinter es propiedad del grupo británico JD Sports.

Palco23

24 nov 2021 - 11:50

Sprinter pone un pie fuera de España. La cadena de tiendas, propiedad del grupo británico JD Sports, ha abierto su primera tienda fuera de España, ubicada en el centro comercial Zuidplein, en la ciudad de Róterdam (Países Bajos).

 

En el nuevo establecimiento, Sprinter sustituye a otro de la cadena Aktiesport, cuya matriz, Sports Unlimited Retail, fue adquirida en mayo por JD Sports con una participación del 50%. Esta operación supuso el primer paso para proceder a la primera operación de la compañía fuera del mercado español.

 

En agosto, Ángel Segarra, director general de Sprinter, ya adelantó a Modaes.es su intención de dar el salto internacionalantes de que concluyera el año. Sus planes pasaban por abrir la primera tienda fuera del mercado español en Países Bajos y continuar por Francia e Italia.

 

 

A esta nueva apertura de Sprinter en Países Bajos se suman otras dos nuevas aperturas en España. A lo largo del día de hoy, la cadena inaugurará otras dos nuevas tiendas, ubicadas en el centro comercial Reino de León (León) y el centro comercial Costa Brava Bulevard de Palafrugell (Girona).

 

Con estas nuevas aperturas, la cadena de deporte alcanza los tres establecimientos en ambas provincias. Las tiendas supondrán la novena y décima apertura en lo que va de año en España, con las que Sprinter ha alcanzado los 173 establecimientos en el país.

 

Sprinter fue fundada por las familias Segarra y Bernad en 1995 en Valencia, y en 2011 pasó a manos del grupo británico JD Sports. El gigante británico de distribución de equipamiento deportivo, que también controla Deporvillage, cerró el ejercicio del año pasado con ventas y beneficio casi a la par que el año anterior, previo al estallido del Covid. Pese a los cierres de tiendas debido a la pandemia, la compañía elevó sus ingresos un 0,92%, hasta 6.167,3 millones de libras (7.114 millones de euros).