21 Ene 2022 | 12:19

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Sports Direct factura un 11,7% en 2016 gracias al tirón internacional

El grupo británico registró una cifra de negocio de 3.245,3 millones de libras (3.667,8 millones de euros) en su último ejercicio. Mientras las ventas en su mercado de origen han crecido un 6,3%, la facturación en el resto de países se ha elevado un 38%.

Palco23

20 jul 2017 - 10:28

Sports Direct acaba el ejercicio con buen pie. La compañía británica de artículos deportivos, noveno mayor grupo del sector por volumen de facturación, cerró su ejercicio 2016 (concluido el 30 de abril de 2017) con una cifra de negocio de 3.245,3 millones de libras (3.667,8 millones de euros), un 11,7% más que el periodo anterior, cuando registró unas ventas de 2.904,3 millones de libras (3.282,4 millones de euros).

 

El beneficio bruto (ebitda) del grupo británico cayó un 22%, hasta 281,6 millones de libras (318,2 millones de euros). Por otro lado, la deuda de Sports Direct se elevó hasta 182,1 millones de libras (205,8 millones de euros), un 82,6% más. La compañía se apoya en la volatilidad de la libra y las inversiones que ha realizado en el último año para explicar sus resultados.

 

Los mercados internacionales han sido uno de los pilares del crecimiento de Sports Direct. Las ventas del grupo en Reino Unido fueron de 2.136,4 millones de libras (2.414,5 millones de euros) el pasado ejercicio, un 6,3% más que el periodo anterior.

 

Sin embargo, la cifra de negocio en el resto de países donde opera el grupo se incrementaron un 38%, hasta 665,6 millones de libras (752,2 millones de euros), frente a los 482,3 millones de libras (545 millones de euros) del ejercicio anterior.

 

En el último ejercicio, el grupo británico elevó su participación en Debenhams tres veces en 2017, hasta llegar a adquirir el 19,1% del grupo de grandes almacenes. Sports Direct entró en el accionariado de la compañía en 2014, cuando se hizo con una participación del 4,63% de sus acciones.

 

En el último año, los accionistas de Sports Direct han puesto en entredicho la gestión de la cúpula del grupo. Aberdeen Asset Management, accionista de la compañía, y Pensions and Investment Consultants (Pirc), accionista minoritario de referencia, presionaron en enero para que Keith Hellawell abandonara su puesto como presidente del consejo.

 

Además, el pasado agosto, parte del accionariado ya pidió el cese del fundador de la compañía, Mike Ashley, y de su presidente por su gestión. Entonces, la empresa se enfrentó a varias polémicas por precariedad laboral a raíz de varios reportajes publicados en medios de comunicación británicos. En septiembre, el consejero delegado abandonó la compañía y fue sustituido en el cargo por el propio Ashley.