24 Ene 2022 | 12:42

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Sportium apuesta por el 'fantasy' con un nuevo modelo dentro de la legalidad

Guillermo G. Recio

22 mar 2017 - 04:58

Los nuevos consumidores buscan formas alternativas de ver los deportes y también de apostar en él. Los videojuegos tradicionales ya incluyen desde hace años la jugabilidad desde el punto de vista de un entrenador, algo que en los últimos tiempos se ha visto incrementado con los manager online de los dispositivos móviles. Pero hasta hace poco tiempo no existía la posibilidad de ganar dinero en base a este juego. Ahora, llegan las primeras incursiones en España, como es el caso de Sportium.

 

En Estados Unidos, FanDuelDraftKings aprovecharon la prohibición de las apuestas a través de Internet en EEUU para abrir este mercado. Las ligas fantásticas están consideradas juegos de azar en el país, en la que el usuario puede ganar dinero con la creación de un equipo propio cuya puntuación varía en función de las estadísticas reales de los jugadores durante una jornada o temporada, pero en los últimos meses varios tribunales han frenado sus operaciones para acabar de cerrar esta brecha legal.

 

Aquí, en España, donde este tipo de juegos no son legales, Sportium ha lanzando un juego manager en base a una idea que mezcla varios conceptos para estar dentro del marco normativo. Su consejero delegado, Alberto Eljarrat, explica a Palco23 que el objetivo de su nuevo producto es ofrecer "un juego novedoso, un fantasy con posibilidad de apostar y ganar dinero real".

 

A diferencia de los daily fansaty sports (DFS), donde cada usuario confecciona una plantilla con un presupuesto predefinido, su idea es ofrecer diferentes apuestas ya predefinidas entre dos jugadores. En cada jornada de la Liga Santander, Fantasy Sportium dará un total de 20 enfrentamientos a elegir. Los clientes deberán seleccionar cinco duelos entre cuatro posiciones del campo.

 

Fantasy Sportium 650
Los usuarios eligen por qué jugador apostar en un duelo ya determinado.

 

Por ejemplo, en base al rendimiento de Messi o Ronaldo en la realidad tendrán unos puntos para su enfrentamiento particular. Sólo si se aciertan los cinco emparejamientos se multiplicará por 20 la cantidad apostada, mientras que el resto de aciertos no tendrá ningún tipo de premio. También cabe destacar que el máximo de la apuesta son 100 euros.

 

Este modelo, que no deja de ser una opción de la misma forma que se hace una apuesta combinada entre varios partidos, se alinea con la imposibilidad de lanzar un fantasy estadounidense en España. "En Europa casi nadie se plantea que los DFS son habilidad, y está asumido que deben encajar dentro del catálogo de juegos de azar y apuestas que contemplan la correspondientes legislaciones. Y, como ya sabemos, la iniciativa legislativa suele ir siempre a remolque de la aparición de nuevos productos y servicios", explica Eljarrat.

 

"En Reino Unido, donde la legislación es más abierta, ya han aterrizado los grandes operadores americanos Draftkings y FanDuel incluso con algún patrocinio destacado como en el caso del Liverpool FC", comenta sobre la incursión de estas compañías en el Viejo Continente. De hecho, ambas han anunciado ya su fusión y han abierto filial en Malta.

 

De momento, la fórmula que presenta Sportium sólo estará disponible para Primera División. "En la actualidad hemos arrancado con la Liga Santander, no sólo porque somos patrocinadores sino porque es la competición más importante", argumenta Eljarrat, aunque está "previsto incorporar más competiciones y deportes para enriquecer la experiencia de los usuarios". El directivo no da más pistas de sobre qué torneos introducirán, pero cabe recordar que la joint venture entre Cirsa y Ladbrokes es también socio oficial de la ACB.

 

 

 

Las apuestas tradicionales, ¿obsoletas o en auge?

 

El boom de nuevos productos y plataformas en relación con los fantasy puede hacer pensar que se trata de opciones inventadas por la industria a causa de que las apuestas tradicionales ya no enganchan a los aficionados al deporte. Pero lo datos indican que el sector sigue creciendo.

 

"Gozan de buena salud, y siguen creciendo año tras año, tanto en el canal presencial como online. Sin embargo, hay una saturación de marcas que tratan de competir por una parte del pastel y no todas consiguen sus objetivos", añade Eljarrat sobre los datos de la Dirección General de Juego.

 

En 2016, las cantidades apostadas en el ámbito deportivo alcanzaron los 7.127,08 millones de euros, un 15,05% más que en 2015. Ello demuestra que el sector está más vivo que nunca, y estas nuevas propuestas, ya disponibles con opciones sin apuestas como la de la Liga Fantasy de la propia patronal pueden convencer a usuarios que nunca antes habían pensado en gastar un euro en apuestas.