04 Dic 2021 | 15:48

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Rusia y la venta de Rockport hunden un 32% el beneficio de Adidas

Palco23

05 mar 2015 - 16:05

Adidas se benefició de un fuerte estirón de ventas en verano gracias a la victoria de Alemania en el Mundial de Fútbol, pero dos factores pesaron mucho más en el balance final de 2014: la crisis de consumo y la devaluación del rublo en Rusia, así como las minusvalías de 82 millones por la venta de la marca Rockport. Estos dos elementos explican en buena medida el desplome del 32,2% que sufrió el beneficio neto de la multinacional alemana de moda deportiva, que pasó de 839 millones a 568 millones de euros.

 

Adidas viste a Alemania, campeona del Mundo en 2014.
Adidas viste a Alemania, campeona del Mundo en 2014.

 

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 14.534 millones de euros, un 2,3% más respecto a 2013 (un avance del 6% si se neutraliza la fluctuación de divisas). Por mercados, los datos hechos públicos ayer por Adidas revelan su único talón de Aquiles: Norteamérica, una región formada por EEUU, México y Canadá y la única donde las ventas fueron inferiores en 2014 respecto al año anterior (2.972 millones, un 7% menos).

 

Europa, en cambio, mostró una gran evolución, con unos ingresos totales de 6.044 millones de euros e incrementos de la actividad que varían entre el 4% y el 9%. Las ventas también mejoraron en China (1.811 millones, un 9% más) y Latinoamérica (1.622 millones, un 2% más sin neutralizar las divisas y un 19% más de sí hacerlo). Mención a parte merece el resto de países de Asia, donde las ventas habrían crecido un 2%, pero que la fortaleza del euro respecto a otras monedas provoca una merma del 2% en comparación con 2013, hasta 2.085 millones.

 

Adidas continúa siendo la principal fuente de ingresos del grupo, con 11.774 millones en 2014, un 10,8% más. Reebok mantuvo estable su facturación en 1.578 millones (-1,3%), mientras que Reebok-CCM Hockey pasó de 260 millones a 269 millones de euros. El único borrón del grupo fue Taylor Made-Adidas Golf, que hundió sus ventas un 29%, hasta los 913 millones.