05 Dic 2021 | 21:59

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Puma mejora previsiones para 2021 pese a las interrupciones en la ‘supply chain’

La compañía alemana de moda y equipamiento deportivo ha registrado unos ingresos de 1.900 millones de euros en el tercer trimestre. En los nueve primeros meses del ejercicio, sus ventas fueron de 5.038 millones de euros. 

Puma mejora previsiones para 2021 pese a las interrupciones en la ‘supply chain’
Puma prevé crecer un 25% en el ejercicio y ganar hasta 500 millones de euros

Palco23

27 oct 2021 - 10:55

Puma mantiene el ritmo. El grupo alemán de equipamiento y moda deportiva ha reportado un crecimiento interanual del 20% en el tercer trimestre y ha mejorado sus previsiones para el ejercicio pese a las disrupciones en la cadena de valor.

 

Entre julio y septiembre, Puma facturó 1.900 millones de euros y registró un beneficio de 144 millones de euros, frente a los 114 millones de euros recogidos en el tercer trimestre del año pasado.

 

Algunos de los retos operativos a los que se enfrentó Puma en el tercer trimestre, según su consejero delegado Bjørn Gulden, fueron la suspensión de actividad productiva en Vietnam (el mayor hub de sneakers del mundo), interrupciones en los puertos y “una situación de mercado delicada” en China.

 

En el tercer trimestre del año, Europa, Oriente Próximo y África (Emea) fue el mayor mercado para Puma por cifra de negocio, con 813,7 millones de euros en ventas. América fue la región en la que la compañía experimentó el mayor crecimiento interanual, con una subida del 28%. Puma incrementó su facturación en todos sus mercados a doble dígito excepto en Asia Pacífico, donde escaló sólo un 3,8% respecto al tercer trimestre de 2020.

 

 

Puma prevé que los gastos operativos relacionados con su cadena de aprovisionamiento continúen aumentando en los próximos meses

 

 

Por categorías, el calzado continúa concentrando el grueso de las ventas y fue el que más creció, con un alza del 21,6%, hasta 846,9 millones de euros. La ropa aportó 735,2 millones, un 21,3% más, y los accesorios, 318,3 millones de euros, un 15,2% más, descontando el efecto divisa.

 

Para el conjunto del año, la compañía prevé un crecimiento de al menos el 25% (frente al 20% estimado anteriormente) y un resultado operativo (ebit) de entre 450 millones de euros y 500 millones de euros. La anterior horquilla se situaba entre 400 millones de euros y 500 millones de euros.  

 

En los nueve primeros meses del ejercicio, Puma alcanzó ventas de 5.038 millones de euros, suponiendo una escalada del 39% interanual. El beneficio de la compañía en el periodo se situó en 302 millones de euros, frente a los 54 millones de euros de los nueve primeros meses del ejercicio correspondiente al año de la pandemia.

 

 

 

 

América se mantuvo como el mercado de mayor crecimiento para Puma en los nueve primeros meses del año, con una escalada del 55,5% interanual, hasta 1.909,6 millones de euros. En Europa, Oriente Próximo y África, el mercado más relevante para la compañía, Puma registró 1.958,4 millones de euros.

 

“Prevemos que la demanda de nuestro producto continúe de cara al resto del año, pero también continuarán los problemas relacionados con el aprovisionamiento”, añade el consejero delegado de la compañía en el comunicado.