17 May 2022 | 22:47

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Puma duplica su beneficio en 2017 y supera los 4.000 millones

La compañía alemana cerró el pasado ejercicio con un resultado neto de 135,8 millones de euros. El pasado enero Kering se desprendió del 70% de su participación en Puma, que pasó a cotizar en bolsa.

Palco23

12 feb 2018 - 11:17

La región de Europa, Oriente Medio y África es donde Puma registró el grueso de sus ventas

 

 

Puma crece en el mercado deportivo en 2017. En el último ejercicio, el grupo alemán de equipamiento deportivo ha duplicado sus ganancias y ha batido la barrera de los 4.000 millones de euros de facturación. En enero, Kering se desprendió en bolsa del grueso de sus acciones de Puma.

 

Puma cerró el ejercicio de 2017 con una facturación de 4.135,9 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14% respecto al año anterior. La compañía duplicó su beneficio neto respecto al 2016 y alcanzó 135,8 millones de euros. 

 

Por otra parte, la empresa incrementó en un 91,7% su resultado operativo (ebit), que pasó de 127,6 millones de euros a 244,6 millones de euros en 2017. La cifra supera ligeramente las previsiones que la compañía se había marcado para 2017 y, según avanzó Puma en un comunicado, es reflejo de la mejora en el rendimiento operativo y la rentabilidad de la compañía.

 

 

Europa continúa liderando las ventas de la compañía. En una división por regiones, la empresa experimentó un fuerte crecimiento en Europa, Oriente Medio y África (Emea), en donde alcanzó una facturación de 1646,2 millones de euros y creció un 19,1%. En Francia, Alemania, Austria, Suiza, Reino Unido, Rusia y Sudáfrica, la compañía registró un crecimiento a doble dígito en sus ventas.

 

Por otra parte, en América Puma creció un 11,6 % y registró unas ventas de 1494,8 millones de euros. Tanto Norteamérica como Latinoamérica experimentaron un crecimiento a doble dígito. En la región de Asia Pacífico, la empresa obtuvo una ventas de 994,9 millones de euros, que supone un alza del 10%. China fue el principal vector de crecimiento en esta región seguido de Australia, ambos con un crecimiento a doble dígito.

 

La división de calzado continúa suponiendo el grueso del crecimiento de la empresa. Las ventas crecieron un 21,4% y alcanzaron 1974 millones de euros. Este alza ha estado liderado por los segmentos de running, entrenamiento y estilo deportivo. Por otra parte, las ventas de ropa crecieron un 8,1%, hasta 1.441,4 millones de euros, siendo los productos de estilo deportivo y moda femenina los que más contribuyeron a este incremento.

 

Por último, la división de accesorios sumó unas ventas de 719,9 millones de euros, un 8% más que el año anterior. La facturación estuvo liderada por los calcetines, la ropa interior, gorras y sombreros y mochilas. Por otra parte, la división de golf de Puma se mantuvo estable.

 

 

Las ventas de retail, que incluyen también la división de e-commerce, alcanzaron 961 millones de euros, lo que supone un 23% de las ventas totales, frente al 21,9% que representaba el año anterior. Este crecimiento responde a un alza de las ventas en sus tiendas propias, la extensión de su red comercial y el crecimiento del ecommerce.

 

Coincidiendo con la presentación de resultados, la compañía anunció sus previsiones para 2018. Puma prevé que las ventas experimenten un alza del 10% y apunta a un crecimiento del ebit derivado de unas mayores ventas y una mejora del margen de beneficio. Puma estima que su ebit oscilará entre 305 millones de euros y 325 millones de euros, frente a los 244,6 millones de euros de 2017.  

 

El pasado enero, Kering se desprendió del 70% de su participación en Puma, que ascendía entonces al 86% del capital. Tras la operación, Artemis, el brazo inversor de la familia Pinault, pasó a controlar el 29% del capital mientras Kering conserva el 16%. El resto de acciones de Puma, que equivalen a una participación del 55%, cotizarán en bolsa.   

 

El consejero delegado de Puma, Bjorn Gulden, aseguró que 2017 fue un buen año para la empresa:  “También nos complace la propuesta de Kering de reducir su participación en Puma mediante la distribución de dividendos entre los accionistas; así Puma será una empresa pública, independiente con una mayor libertad y dos accionistas fuertes: Kering y Artemis”, afirmó el directivo.