17 Ene 2022 | 05:34

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Padelmanía suspende pagos por la fuerte inversión en tiendas propias

La cadena de distribución especializada en pádel presenta concurso de acreedores tras asumir que el crecimiento de la compañía no ha sido el esperado.

Guillermo G. Recio

09 may 2017 - 05:00

 

 

El auge del pádel en España durante los últimos años lo ha evidenciado el aumento de la cifra de federados a este deporte de raqueta, pero también la velocidad a la que crecían algunas empresas especializadas en este sector. Padelmanía logró trasladar su éxito desde el mundo online hasta alcanzar más de 30 puntos de venta físicos, hasta que se ha visto obligada a suspender pagos.

 

Este rápido crecimiento en la estrategia de distribución, ya que después de la apertura de franquicias apostaron por las tiendas propias, ha sido uno de los motivos para declararse en concurso de acreedores. Según comentan fuentes conocedoras de la situación a Palco23, “el pasivo había alcanzado un nivel muy grande”. Aunque se desconoce la deuda actual de la empresa, a 31 de diciembre de 2015 tenía un pasivo de 4,2 millones de euros, de los cuales 1,8 millones correspondían a entidades financieras.

 

Las deudas a corto plazo (más de tres millones de euros) llevaron a Padelmanía a firmar con diversos bancos la refinanciación de 1,06 millones de euros a cinco años con un año de carencia, 98.000 euros a 3 años y 40.000 euros a un año, según consta en su memoria anual.

 

Aunque la compañía ha preferido no hacer comentarios sobre esta situación, las citadas fuentes explican que las tiendas de Padelmanía siguen operando con normalidad a la espera de que se llegue a un convenio con los acreedores. De no ser así, la empresa sería enviada a liquidación.

 

La solicitud de la tutela judicial se produce después de varios años en pérdidas, pese a facturar 8,2 millones en 2015, un 5,1% más que en el ejercicio anterior. Según los últimos datos del Registro Mercantil, la empresa registró unos números rojos de 343.617 euros, mientras que en 2014 se situaron en 62.458 euros.

 

 

En un informe económico al que ha podido acceder este diario, al finalizar el ejercicio de 2015, el consejero delegado de la compañía, Cristóbal Bohórquez, comentó que “la evolución de los negocios de Padelmanía no ha sido la prevista en función de las expectativas que se habían programado por el órgano de Administración, debido a que no se ha producido el crecimiento de ventas y margen en cuantía suficiente para la absorción del coste estructural”.

 

De hecho, el alza de la cifra de negocios alcanzada en el ejercicio no correspondió al crecimiento de los costes, que aumentaron un 13,26%. Entonces, la compañía destacó que contaba “con gran apoyo de las entidades financieras, dada la trayectoria de crecimiento económico de la entidad en los últimos años”.

 

La empresa presentó un plan de viabilidad a cinco años, entre los que se enmarcaban una serie de medidas a tomar para mejorar la situación económica. Entre ellas se encontraba la diversificación del negocio hacia el running, con la nueva enseña Top Running, o la opción de venta de la marca de palas Vision por 400.000 euros tras la adquisición de la empresa Oho 77, que también contaba con marcas como Middlemoon y Paddle Coach.

 

Actualmente, Padelmanía cuentan con 37 puntos de venta repartidos por España y uno en Portugal, aunque los planes de la compañía eran alcanzar los 65 establecimientos en 2016. Sin embargo, el crecimiento en su red de distribución iba encaminado a la apertura de pequeños córners en clubes de pádel, ya que se realizó una revisión de las tiendas deficitarias con el objetivo de cerrar algunas de ellas.

 

La entidad no sólo ha recortado en la externalización de su almacén, sino que también han dejado de patrocinar a Paquito Navarro, el jugador del World Padel Tour que durante los últimos años ha lucido el logotipo de la compañía en el frontal de su camiseta.

 

Se desconoce el número actual de la platilla de la empresa, que en 2015 contaba con 84 trabajadores. La responsable de comunicación, Isabel Caro, salió de la compañía el pasado mes de abril, mientras que el responsable de expansión y del proyecto Top Running, Guillermo Pascual, dejó Padelmanía hace ya unos meses, igual que varios comerciales de la compañía.

 

También ha dejado su cargo el máximo responsable del canal retail, Santiago L. Benéitez, que fichó por Padelmanía en 2015 procedente de Converse, donde dirigió el departamento de expansión durante seis años.