28 Sep 2022 | 15:32

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Padelmanía alcanza las 28 tiendas y se lanza a la búsqueda de franquiciados

M.Menchén

19 mar 2015 - 05:00

El pádel es un deporte en alza y nadie duda de ello, como demuestran que el número de licencias ha pasado de algo más de 20.000 en 2007 a superar la cota de las 40.000 en 2014. Una de las grandes beneficiadas del furor de esta disciplina ha sido Padelmanía, que empezó a operar en 2005 como una tienda online y a día de hoy ya dispone de una red de 28 tiendas propias. La compañía, con sede en Mairena de Aljarafe (Sevilla), quiere seguir creciendo y para hacerlo de forma más rápida ha optado por introducirse por primera vez en el mundo de la franquicia.

 

La compañía había rechazado hasta ahora la opción de crecer bajo esta fórmula, que deja en manos de un tercero la inversión de abrir el establecimiento. De hecho, durante todo 2014 recibió distintas propuestas de personas que querían abrir tiendas Padelmanía en lugares como Figueres (Girona), Camas (Sevilla), Toledo o Murcia. Padelmanía siempre contestó que no estaba en sus planes utilizar el régimen de franquiciado, hasta ahora. La compañía aprovechó el salón Padel Pro Show 2015 para dar a conocer la opción de convertirse en franquiciado de la marca y en su página web ha establecido un canal de comunicación para los interesados.

 

Padelmanía tiene 28 tiendas, como esta de Barcelona.
Padelmanía tiene 28 tiendas, como esta de Barcelona.

 

El cambio se produce después de que Padelmanía haya incrementado su red de ventas a un ritmo inferior al deseado por su consejero delegado, Cristóbal Bohorquez, quien esperaba alcanzar las treinta tiendas ya el año pasado.

 

En 2015 la compañía ya ha abierto dos establecimientos que también le han permitido entrar en dos comunidades autónomas donde hasta ahora no operaba. Se trata de Galicia, donde ha abierto una tienda con descuentos en el centro comercial La Coruña Style Outlet, y Castilla-La Mancha, región en la que se ha estrenado con un punto de venta en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

 

La empresa ha logrado crecer más de un 60% entre 2011, cuando las ventas apenas superaban los cinco millones de euros, y 2013, cuando la facturación rebasó los 7,5 millones. Padelmanía aún no ha hecho públicos los datos referentes al último ejercicio, aunque si va en línea con el mercado del pádel es probable que haya seguido creciendo. Una de las claves de su estrategia es el acuerdo con World Padel Tour, el circuito profesional organizado por Damm y en el que la marca cuenta con espacios de venta propios durante cada torneo.

 

La compañía emplea a un total de 80 personas, repartidas principalmente entre Andalucía, donde tiene su sede y un total de once tiendas, y la Comunidad de Madrid, en la que explota cinco establecimientos. Después cuenta con locales en ciudades clave como Barcelona, Valencia, Bilbao, Zaragoza o Palma de Mallorca, pero aún tiene margen por recorrer: hay una veintena de provincias en las que Padelmanía aún no ha levantado la persiana.