Líder en información económica del deporte

Equipamiento

O’Neill huye también de España: el grupo desmantela su filial en el país

La compañía puso en marcha estructura propia en el mercado en 2017, tras romper con su distribuidor, Proged. Ahora, el negocio pasa a estar gestionado desde Holanda y por un distribuidor. La marca ha salido de El Corte Inglés.

P.R.D./I.P.G.

19 feb 2021 - 04:55

O’Neill huye también de España: el grupo desmantela su filial en el país

 

 

Otro gigante de la industria del deporte prescinde de su estructura en el mercado español. Siguiendo los pasos de Under Armour o Columbia, el grupo de moda y equipamiento deportivo O’Neill desmantela su filial española. Según han confirmado fuentes cercanas a la empresa, el grupo ha despedido al personal que trabajaba en la filial y ha traspasado el negocio a la matriz holandesa y a un distribuidor local. O’Neill ha abandonado uno de sus principales canales de distribución: El Corte Inglés.

 

A lo largo de los últimos meses, la empresa, especializada en moda inspirada en la órbita del surf, ha prescindido de los principales ejecutivos de su filial española. Teresa Campoy, que estaba al frente del negocio desde la creación de la filial en España, abandonó la compañía a finales de 2020 y se ha incorporado ya a un nuevo puesto de trabajo. Otras de las salidas ha sido la de Celia Estefanía Rodríguez, que se hacía cargo del área de recursos humanos en España y Portugal.

 

O’Neill, propiedad del grupo holandés Logo International, creó su filial española, O’Neill Clothing Spain, en 2017. Hasta aquel momento, la empresa operaba en el mercado español de la mano del distribuidor Proged, con quien trabajaba desde 2012. La filial española de O’Neill, cuya sociedad sigue operativa, estaba basada en Madrid.

 

 

 

 

En el mismo momento en que O’Neill tomó el control de su negocio en España también lo hicieron otras compañías del sector, como New Balance (que absorbió el negocio de Alfico) o Under Armour (que rompió con Alnisa Sports). Entonces, los principales grupos de deporte se volcaron en el mercado español e impulsaron sus negocios.

 

Tres años después, los gigantes del deporte están abandonando el país y reduciendo sus estructuras, como casos como el de Under Armour, Columbia, The North Face o, incluso, Nike, que tiene en marcha un plan de reducción de plantilla. Según explican fuentes del mercado, la ausencia de turismo tras la crisis del Covid-19 hace que el potencial del mercado español se reduzca de forma drástica, de manera que las estructuras locales fuertes dejan de compensar.

 

Antes de decidir desmantelar su estructura en España, O’Neill tenía en marcha un plan de crecimiento en el mercado español. En junio del año pasado, la empresa puso en marcha sus primeras tiendas propias en el país, en formato outlet y ubicadas en dos complejos de The Style Outlets.

 

Ahora, el negocio en el mercado nacional pasa a estar liderado desde Holanda y se deja en manos de un distribuidor. Tras crear filial propia, O’Neill se centró en la gestión de su negocio directo y cedió a la compañía catalana Pepperline el wholesale para la Península Ibérica.

 

O’Neill fue fundada en 1952, originalmente sólo dedicada a la moda de baño para la práctica del surf. Su fundador, Jack O’Neill, fue el inventor del traje de neopreno, mientras que su hijo Pat O’Neill ideó la incorporación de una correa en la tabla de surf. En 2007, O’Neill vendió la marca y su negocio europeo al grupo holandés Logo International.