21 May 2022 | 04:37

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Nike suprime la dirección de Iberia y pone a un español al frente del sur de Europa

La multinacional estadounidense reestructura su organización en la región y sitúa como responsable de España, Italia, Portugal y Grecia a Ignacio Serrat, que llevaba el negocio en México. Marcos Garzo, por su parte, asume la dirección de fútbol de Europa, Oriente Medio y África.

Nike suprime la dirección de Iberia y pone a un español al frente del sur de Europa

Guillermo G. Recio

19 sep 2018 - 05:00

Marcos Garzo, director general de Nike en la Península Ibérica desde 2010, será ahora responsable de fútbol para Emea

 

 

Movimiento de ajedrez de Nike en uno de sus principales mercados. La multinacional estadounidense ha decidido cambiar algunas piezas en su organigrama para seguir creciendo en Europa, y dar más galones a sus ejecutivos españoles. La principal decisión ha sido suprimir la dirección general para la Península Ibérica y crear una gran dirección para el sur de Europa, al frente de la cual estará Ignacio Serrat, según ha podido saber Palco23.

 

Fuentes de la empresa explican a este diario que Serrat será el nuevo vicepresidente y director general de esta área que abarca España, Italia, Portugal y Grecia, por lo que el directivo vuelve a Europa tras dirigir el negocio de la multinacional en México durante cuatro años; además, ocupaba la vicepresidencia de ventas en mercados emergentes. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la escuela de negocios Iese, Serrat desempeñó funciones comerciales en España e Italia antes de marcharse a América. 

 

Por otro lado, el hasta entonces director general de España y Portugal, Marcos Garzo, pasa a ser el director de la división de fútbol en Europa, Oriente Medio y África (Emea). El directivo se incorporó a Nike en 1995 y ha ocupado durante los últimos quince años diferentes cargos en la multinacional, tanto en la filial española de Nike como en la central del grupo en Holanda, desde donde se dirigen los mercados de Europa, Oriente Medio y África.

 

 

 

 

Entre sus funciones al frente de Nike han figurado la dirección de márketing de España y Portugal, entre 2003 y 2008, y la dirección de retail brand para la región de Europa occidental, antes de ser nombrado consejero delegado de la filial. Esta posición la asumió en 2010, cuando Carlos Homedes se marchó a la central de Oregón (EEUU) para asumir galones en el área de fútbol; hoy, el ejecutivo español dirige las operaciones del grupo en el Cono Sur.

 

Garzo y Serrat trabajarán con Emanuele Borini, entre otros, que el pasado año ya fue nombrado como director de márketing de fútbol para el sur de Europa, tal y como avanzó este diario. El ascenso de Iberia al sur de Europa no son casos aislados, ya que estos movimientos se han producido en todos los departamentos, como demuestra que el anterior director de fútbol en España, Freddy Cardenas, ahora es el responsable de skate, baloncesto, tenis y golf para toda esta región.

 

Todos estos profesionales han pasado o continuán en la oficina de Barcelona, donde el número de empleados ha ido aumentando año tras año. En 2017, según las cuentas de Nike en el país, trabajaban 250 personas, un 5% más que en el año anterior. Este crecimiento explicaría, en parte, el cambio de sede en el país, abandonando El Prat de Llobregat para mudarse al centro de la capital catalana.

 

 

 

 

La apuesta de Nike por Barcelona no sólo se ha dado en el ámbito interno, sino que se han puesto en marcha diversos proyectos para hacer de esta ciudad uno de sus principales centros de actividad y es una de las capitales que se han señalado como estratégicas para afianzar el crecimiento del negocio hasta 2020.

 

Esta confianza, más allá del patrocinio principal del FC Barcelona renovado hasta 2028, se ha traducido en numerosas iniciativas. Por un lado, la multinacional abrió su innovador concepto de club social Box Barcelona en el barrio de la Barceloneta, que se ha convertido en un punto de encuentro con los consumidores. Además, en el centro comercial La Roca Village, a las afueras de la capital catalana, inauguró su tienda más grande de Europa.

 

American Nike, la principal filial de la compañía en el país, culminó el ejercicio fiscal en junio de 2017 con una facturación de 42,9 millones de euros, un 8,5% menos; a este importe hay que sumar los 65 millones de la mercantil que hasta este año ha explotado el merchandising del Barça. Del total de la facturación, el 93% correspondió a España, mientras que el 7% restante correspondió a los ingresos en Portugal. Sin embargo, la rentabilidad de la compañía aumentó notablemente, al disparar su beneficio neto un 13,5%, hasta los 4,1 millones de euros.

 

Aunque todavía se desconocen los números de la filial ibérica en el ejercicio fiscal que finalizó en junio de 2018, el total de las ventas en Europa, Oriente Medio y África, aumentaron un 16%, hasta 9.242 millones de dólares (7.989,4 millones de euros). En total, la multinacional facturó 36.397 millones de dólares (31.464 millones de euros), un 6% más, y ganó 1.933 millones de dólares (1.671 millones de euros), un 54% menos.