24 Ene 2022 | 12:27

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Nike gana un 24% menos en el primer trimestre por el lastre de Converse

La multinacional estadounidense vio frenado su negocio, que se estancó en 9.070 millones de dólares, por la evolución de marca de moda deportiva, que retrocedió un 16% en Estados Unidos.

Palco23

27 sep 2017 - 09:38

Nike gana un 24% menos en el primer trimestre por el lastre de Converse

 

Converse frena la progresión de Nike. La multinacional estadounidense cerró el primer trimestre de su ejercicio fiscal con unas ventas de 9.070 millones de dólares, apenas nueve millones mes que entre junio y agosto de 2016. El beneficio neto se vio aún más impactado, pues bajó un 24%, hasta 950 millones de dólares. La pérdida de rentabilidad, según explica el grupo, se debe a la fluctuación de las divisas, una política más agresiva de precios y la reestructuración laboral consecuencia de su ofensiva digital.

 

Nike atribuye el frenazo de las ventas a la situación de Converse, que de las marcas del grupo es la que más afectada se ha visto por la fuerte reestructuración que está experimentando la distribución deportiva en su mercado original. Sus ventas retrocedieron un 16%, hasta 483 milloens de dólares “El crecimiento sostenido de los ingresos en las geografías internacionales y en Nike Direct a nivel mundial fue compensado por una disminución esperada en los ingresos mayoristas de Norteamérica”, explica la compañía.

 

Mark Parker, primer ejecutivo de la compañía, ha querido calmar a los inversores y ha asegurado que “para lo que queda de año fiscal 2018 activaremos el nuevo horizonte de crecimiento global de Nike a través de la fuerza de nuestra marca, el poder de nuestros productos innovadores y las experiencias más personalizadas y conectadas digitalmente en nuestra industria”. Un ejemplo de esta estrategia es la activación del patrocinio con la NBA, que ha supuesto lanzar camisetas que permiten interactuar con la competición a través del smartphone.

 

La marca del swoosh continúa siendo el pilar básico de la compañía, ya que aquí se incluye también la facturación de submarcas creadas como Air Jordan. Su negocio creció un 2% y se situó en 8.585 millones de dólares, también impactada por la situación en Estados Unidos y Canadá. Estos dos países aportaron el 46% de las ventas de la enseña en el primer trimestre, con 3.924 millones de dólares, pese a que sufrió una caída del 3%.

 

Por el contrario, el negocio avanzó un 5% en Europa, Oriente Medio y África, hasta 2.344 millones de dólares; en China mantuvo el ritmo de doble dígito, con un alza del 12% y 1.108 millones de dólares, mientras que la actividad en Asia-Pacífico y Latinoamérica mejoró un 6% y se situó en 1.138 millones de dólares.

 

Por líneas de producto, la comercialización de prendas técnicas es la que mejor forma demostró entre junio y agosto, con un crecimiento del 5% y 2.652 millones de dólares. En cambio, la división de zapatillas apenas avanzó un 1% y, aun así, se mantiene como el gran poder de ventas, con 5.493 millones de dólares. La facturación por equipamiento bajó en tres millones, hasta 420 millones de dólares.