07 Dic 2021 | 09:34

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Nike, a por el sur de Europa: batería de aperturas de la mano del dueño del Atalanta

El grupo estadounidense, que busca reducir los socios franquiciados con que trabaja en Europa, abrirá su mayor tienda en España de la mano del grupo Percassi.

Iria P. Gestal/ Pilar Riaño

06 nov 2020 - 05:00

 

 

Nike lleva la reducción de intermediarios también a las franquicias. El gigante estadounidense de equipamiento deportivo prepara una batería de aperturas en el sur de Europa de la mano del grupo italiano Percassi, propietario de la cadena de cosmética Kiko, socio de Victoria’s Secret en el continente y controlado por Antonio Percassi, dueño del Atalanta de Bérgamo. Percassi será el encargado de poner en marcha la que se convertirá en la mayor tienda de Nike en España, que estará ubicada en Paseo de Gracias de Barcelona y que ultima ya su apertura.

 

Hace cuatro años, Nike trazó un plan para reorganizar su red de franquicias en el continente europeo. Igual que otros grupos estadounidenses, como Starbucks, Nike apostó por reducir al mínimo su número de socios (que pasarían a controlar un mayor número de franquicias), pero manteniendo el control de las tiendas emblemáticas en el territorio, como las de París y Londres.

 

El plan trazado entonces pasaba por dividir Europa en tres regiones y apostar por un socio en cada una de ellas, con el objetivo de reducir riesgos y trabajar cada vez con menos intermediarios.

 

En el sur de Europa, la empresa con la que Nike está trabajando de forma preferencial es Percassi, que actualmente está ejecutando la absorción de las franquicias independientes a las que les vence el contrato, según han explicado fuentes cercanas a la empresa. En España, Nike ha trabajado históricamente con diferentes socios, con acuerdos con compañías como Grupo Galcerán (todavía vigente) o Grupo Número 1, en Canarias.

 

 

 

 

Fuentes del sector aseguran que, para estrechar lazos con Nike, Percassi ha debido ponerse al frente y asumir la inversión de uno de los grandes proyectos de Nike en Europa: la apertura en Paseo de Gracia de Barcelona.

 

El grupo estadounidense ultima la apertura de un establecimiento de 2.000 metros cuadrados en el número 17 del paseo barcelonés, en un edificio propiedad del fondo de inversión Hines donde también opera la empresa de coworking WeWork. De hecho, en el alquiler del local Nike se impuso a Victoria’s Secret, también gestionada por Percassi.

 

Además de la tienda de Barcelona, Percassi prepara otras aperturas con Nike en el sur de Europa. Actualmente, la empresa tiene abiertos procesos de selección de personal para nuevas tiendas en Génova (Italia) y Atenas (Grecia).

 

Antes de hacerse con el negocio del sur de Europa, Percassi ya era uno de los socios de referencia de Nike en el territorio. La empresa, que comenzó a trabajar con Nike en Italia en 2002 (cuando puso en marcha un establecimiento en Corso Buenos Aires, en Milán), gestiona un total de 17 tiendas de la marca estadounidense en el territorio italiano.

 

 

 

 

 

Según consta en las cuentas de la sociedad L’Innominato (una filial del grupo Percassi que gestiona los negocios de Nike, Lego y Armani AX), Percassi registró unos ingresos de 47,2 millones de euros en el ejercicio 2019 a través de Nike, frente a los 39,5 millones de euros de un año antes. El negocio total de la sociedad ascendió a 81,5 millones de euros, lo que supuso un incremento del 16% gracias a la apertura de cuatro nuevos puntos de venta y al “buen comportamiento de la marca Nike”.

 

Percassi es un gigante europeo de la distribución, con negocios en los sectores de la cosmética (es propietario de la cadena Kiko Milano), la alimentación (con alianzas con grupos como Starbucks), el retail (con franquicias de Gucci, Nike, Lego o Victoria’s Secret), el inmobiliario (la compañía es propietaria de centros comerciales en Italia) y el fútbol (Antonio Percassi se hizo con el Atalanta Bergamo en 2010).

 

La empresa está liderada por Antonio Percassi, nacido en 1953 y exfutbolista. El empresario, que es presidente el hólding Odissea (matriz de todos los negocios de Percassi), debutó como futbolista en el Atalanta cuando tenía 17 años, pero se retiró en la veintena para dedicarse a los negocios. En 2010, Percassi se hizo con una participación mayoritaria en el capital del club de fútbol.