25 May 2022 | 09:11

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

New Balance extiende su apuesta por España con tiendas en Zaragoza y Sevilla

La marca estadounidense alcanza los catorce establecimientos en la Península Ibérica y va más allá de las grandes ciudades con nuevos establecimientos en Puerto Venecia y en Sevilla Fashion Outlet. En 2017, la filial ibérica facturó 79,3 millones de euros, un 9,5% más.

New Balance extiende su apuesta por España con tiendas en Zaragoza y Sevilla

Guillermo G. Recio

04 oct 2018 - 05:00

New Balance cuenta con catorce puntos de venta en España y Portugal, donde tiene también algunas tiendas en formato outlet

 

 

New Balance prosigue con su expansión en la Península Ibérica. La marca estadounidense ha retomado este 2018 su plan de crecimiento en España y Portugal con varias tiendas nuevas, y ahora es el turno de Zaragoza y Sevilla, la cuarta y quinta ciudad española por población, según ha podido saber Palco23. En total, ya cuenta con catorce establecimientos en los dos países.

 

Fuentes de la compañía señalan que los nuevos puntos de venta están ubicados en dos centros comerciales. Por un lado, ha escogido el mayor recinto de estas características en España, el zaragozano Puerto Venecia. Allí existe una gran presencia de retailers y marcas del mundo del deporte como Adidas, Nike, Munich, Joma, Aw Lab, Foot Locker, Decathlon, Décimas, Sports Direct y Futbol Emotion.

 

La apertura del punto de venta en Sevilla ha ido por otro camino. Se trata de un establecimiento en formato outlet, pues el espacio está ubicado en el Sevilla Fashion Outlet, donde también se encuentran Adidas, Reebok, Asics, Nike, Puma, Billabong y Quiksilver. No es la primera vez que New Balance apuesta por centros de esta índole, ya que cuenta con una centro en La Roca Village (Barcelona) y otro en Las Rozas Village (Madrid).

 

 

 

 

Recientemente, la marca reconocida con el logotipo de la N ha puesto en marcha puntos de venta en Valencia, Málaga y Bilbao, por lo que ahora refuerza su idea de ganar capilaridad en la Península Ibérica. En Barcelona, ha abierto este año una tienda en el centro comercial Maremagnum, que se une a sus establecimientos de Las Ramblas y de Portal de l’Àngel. En Madrid, además del outlet de San Sebastián de los Reyes, cuenta con tiendas en Gran Vía y en la calle Augusto Figueroa, en pleno barrio de Chueca. A ellos se suman las dos tiendas de Portugal, en Lisboa y Oporto.

 

La estrategia de New Balance no sólo pasa por vender directamente al consumidor a través de tiendas propias. En los últimos meses ha avanzado en el canal multimarca y ya son más de 4.000 puntos de venta los que distribuyen sus productos en la Península. También ha fortalecido su relación con El Corte Inglés, donde cuenta ya veinte córneres tras abrir cinco espacios en los últimos meses.

 

Pese a este relajado proceso de expansión con tiendas físicas, los esfuerzos de la marca en España han estado centrados en consolidarse después del cambio accionarial. Desde agosto de 2016, New Balance controla directamente su negocio en la Península Ibérica tras la adquisición de su distribuidor en la región, la gallega Alfico. Esta operación no supuso ninguna modificación en la gestión, dando continuidad a Anna Scheidgen como directora general de la marca.

 

 

 

 

Cabe recordar que New Balance es el patrocinador técnico del Athletic Club y del FC Oporto, mientras que esta temporada no sigue vistiendo al Sevilla FC al haber firmado con Nike. Según comenta la empresa en sus cuentas anuales, una de las categorías clave en España es el fútbol, categoría en la que se introdujo en el país en 2015 y ya representa una importnate parte de las ventas.

 

New Balance cerró el ejercicio 2017 con una facturación de 79,3 millones de euros en la Península ibérica, un 9,5% más que el año anterior. Por otra parte, el resultado neto de la empresa cayó un 50%, hasta los 5,6 millones de euros, ya que en 2016 la empresa ganó 11,1 millones.

 

El grupo estadounidense de calzado deportivo tiene previsto alcanzar una facturación de 7.000 millones de dólares (6.143 millones de euros) en 2023 gracias al desarrollo de su negocio en Asia y a la potenciación de todas sus líneas de negocio, tanto en las categorías de deporte activo como en las de estilo de vida. En este plan de crecimiento se contempla alcanzar una ventas de 4.500 millones de dólares (3.949 millones de euros) a finales de 2018.