05 Jul 2022 | 14:13

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Mizuno reduce sólo un 16% sus ingresos en España en el año del Covid y esquiva las pérdidas

La filial española ha cerrado 2020 con un beneficio de 124.229 euros y encadena dos años en beneficios. La empresa ha reorganizado su estructura societaria, por lo que la sociedad española pasa a depender de la europea. 

 
Mizuno reduce sólo un 16% sus ingresos en España en el año del Covid y esquiva las pérdidas
Las perspectivas para el ejercicio 2021, dice la empresa, son “conservadoras, dada la coyuntura económica actual”.

I. P. G.

27 oct 2021 - 05:00

Mizuno salva el año del Covid-19 en España. La filial española del grupo japonés especializado en running ha cerrado el ejercicio 2020 con un descenso de la facturación de sólo el 16% y en beneficios, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

 

La compañía registró una cifra de negocio de 6,03 millones de euros, frente a los 7,2 millones del año anterior, y un beneficio de 124.229 euros, un 42,7% menos que en el ejercicio previo al estallido de la pandemia.

 

Las perspectivas para el ejercicio 2021, dice la empresa, son “conservadoras, dada la coyuntura económica actual”. “No obstante -matiza-; la administración de la empresa se muestra optimista y considera que su viabilidad está garantizada por el apoyo financiero del socio único y por el posicionamiento conseguido por la marca a escala mundial”.

 

Hasta 2018, la empresa registró números rojos en el mercado español. Por las pérdidas acumuladas, que ascendían a 1,01 millones de euros, el patrimonio neto de la filial antes del Covid-19 era negativo en 790.960 euros. Para recapitalizar la sociedad, la matriz realizó una aportación de capital por importe de 793.960,48 euros.

 

 

 

 

El patrimonio neto de la sociedad a cierre del ejercicio 2020 era de 127.229 euros. Sin embargo, en el informe de auditoría, Busquet estima que el patrimonio neto está sobrevalorado en 316.168,56 euros en el ejercicio 2019 y en 274.758,86 euros en el ejercicio 2020.

 

Los importes corresponden a un crédito fiscal que la sociedad mantiene activo correspondiente a las pérdidas anteriores, y que sólo es aplicable en la medida en que la compañía disponga de futuras ganancias.

 

Desconocemos si la sociedad podrá aplicarse dicho crédito fiscal con beneficios futuros por lo que, en nuestra opinión, el activo por impuesto diferido del balance de situación, así como el patrimonio neto de los ejercicios 2019 y 2020 estarían sobrevalorados”, estima el auditor.

 

Mizuno comenzó a operar en España de forma directa en 2013, cuando puso en marcha su filial tras la finalización del contrato de distribución que tenía desde los años noventa con Vilella Sports, que controlaba el negocio en España, Portugal y Andorra.

 

A principios de 2021, Mizuno ha reorganizado su estructura societaria, por lo que la filial española pasa a depender directamente de la sociedad Mizuno Europe, en lugar de la matriz en Japón.

 

La caída de ingresos registrada por la filial española fue mayor a la anotada por el conjunto del grupo a escala global, que se situó en el 11,4%, hasta 169.700 millones de yenes (1.284 millones de euros). El resultado neto de la matriz fue positivo de 4.600 millones de yenes (34,8 millones de euros).