26 Jun 2022 | 01:19

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Macron impulsará sus tiendas en España tras facturar 80 millones en 2017 en todo el mundo

La marca italiana, que se dirige desde Bolonia, sitúa la Península Ibérica como uno de sus mercados clave tras crecer un 20%. Para la temporada 2018-2019 negocia con la Real Sociedad, lo que aumentaría sus patrocinios en LaLiga, donde ahora cuenta con el Dépor y el Levante.

Guillermo G. Recio

08 ene 2018 - 04:59

El negocio de Macron se reparte entre un 25% en Italia, un 65% en el resto de Europa y un 10% en fuera del Viejo Continente

 

 

Del calcio al resto del mundo. Macron lleva años siendo una de las marcas que batallan año tras año en el segmento de los deportes de equipo, y, desde 2004, su negocio no ha dejado de crecer. Si ese año sólo facturaron 11 millones, en 2017 se han disparado las ventas hasta 80,3 millones de euros, tras crecer un 20%.

 

El director de márketing deportivo de la compañía, Roberto Casolari, explica a Palco23 que su crecimiento en los últimos años ha sido progresivo, pero en 2017 ha empezado a dar mejores resultados una estrategia que llevaban desarrollando en los últimos ejercicios. Se trata de impulsar al máximo las tiendas monomarca y trazar un plan de patrocinios para ser conocidos en toda Europa.

 

El ejecutivo comenta que los establecimientos propios “crean más imagen de marca al tener un diseño más cuidado y no se compite por precio, como en un multimarca”. “En 2010 empezamos a poner en marcha una gran red de tiendas y a día de hoy contamos con 120 establecimientos en toda Europa”, de los que sólo tres están en España, por las más de 30 en Italia y más de 20 en Reino Unido.

 

Mientras que los puntos de venta de Barcelona y Mallorca estaban en marcha desde hace más tiempo, el establecimiento de Sevilla se inauguró hace tres años a raíz del entonces patrocinio con el Real Betis. Para 2018, la marca ya cuenta con varias propuestas para alzar la persiana en Madrid, y en ciudades del País Vasco y Galicia.

 

 

 

 

“A día de hoy, la tienda de Sevilla sigue funcionando muy bien, y la idea también es abrir tiendas aprovechando la visibilidad del club de la ciudad”, señala sobre una estrategia que podría funcionar en las próximas aperturas de la marca italiana en España.

 

El objetivo de Macron es ganar visibilidad en LaLiga para conseguir una buena reputación de cara a los consumidores finales, que son las entidades de deportes de equipo no profesionales y de deporte base que necesitan equipaciones. Por ello, firmaron con el Levante UD cuando descendió a Segunda y relevaron a Nike, de la misma forma que han empezado con el RC Deportivo esta temporada. Además, negocia sustituir a Adidas en la Real Sociedad.

 

Casolari detalla que durante los últimos ejercicios han ido reduciendo el peso de Italia en su facturación, ya que ahora sólo representa el 25% del negocio. En el resto de Europa obtienen el 65% de sus ventas, mientras que en el resto del mundo genera el 10% restante. Sus oficinas centrales están en Crespellano (Bolonia, Italia), donde trabajan 150 personas.

 

La fabricación de sus artículos se realiza en cuarenta fábricas de Asia y Europa. “Para conseguir la mejor calidad de los productos hacen falta los mejores proveedores de distintas partes del mundo”, como fabricar los balones en Bangladesh o el textil de algodón en Turquía, aunque también trabajan con fabricantes en Portugal y Europa del Este.