05 Jul 2022 | 02:55

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Los ‘wearables’ prevén facturar 24.600 millones hasta 2025

Se estima que la industria de los dispositivos electrónicos de fitness siga ganando peso en los próximos años, con la ropa inteligente como protagonista del mayor crecimiento.

Palco23

29 dic 2017 - 10:35

Los ‘wearables’ prevén facturar 24.600 millones hasta 2025

 

 

Los wearables están llamados a seguir jugando un papel importante en la industria del deporte. Así se desprende del informe Smart Fitness Market 2014-2025 publicado por Research and markets, que prevé que este mercado alcance los 29.400 millones de dólares (24.634 millones de euros) en 2025.

 

“Se prevé un creciente uso de los dispositivos de acondicionamiento físico para realizar un seguimiento de la calidad del sueño, la frecuencia cardiaca, las calorías y el número de pasos”, refleja el estudio, que se ha basado en estimaciones de artículos y tipos de productos de las principales marcas del sector, como Apple, Fitbit, Garmin, Polar, Samsung y Under Armour.

 

“El principal mercado es el de las pulseras de actividad y los smartwatches porque son los dispositivos que más se demandan, pero se estima que la ropa inteligente experimente un cambio notable en su crecimiento”, indica el estudio. Es un segmento en el que Under Armour se ha propuesto avanzar ya que este año ha lanzado un pijama inteligente para medir la calidad del sueño de los deportistas.

 

El hecho de que la sociedad cada vez esté más concienciada de la importancia de practicar ejercicio físico y la creciente penetración del Internet de las cosas (IoT) han impulsado este tipo de tecnología. Sin embargo, el mercado aún no es lo suficientemente grande como para que todos los operadores que se han propuesto hacer negocio en este segmento consigan hacerse con una parte importante del pastel. Es el ejemplo de Adidas o Intel, que han cerrado su división de wearables, tras no poder hacer frente a los gigantes que tradicionalmente han operado en esta industria, como Garmin, Polar o Fitbit.

 

Las compañías del sector del fitness admiten que las tecnologías que sirven para monitorizar la actividad van a seguir siendo tendencia. De hecho, aunque la previsión para 2018 es que las actividades grupales del gimnasio y el entrenamiento de alta intensidad desbanquen a los wearables en la primera posición del ránking de tendencias, la industria admite que va a seguir siendo una cuestión de vital importancia. De ahí que los fabricantes de maquinaria, como Life Fitness, Technogym, Matrix o Precor, estén sincronizando su equipamiento con las apps de entrenamiento que se nutren de los datos captados por una pulsera de actividad.