19 Ene 2022 | 09:16

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

All for Padel, licenciatario de Adidas, crea una filial para vender pistas sin la marca alemana

La nueva compañía tiene la sublicencia de la marca alemana para las pistas de pádel, pero también podrá construir otras canchas sin la marca de las tres bandas.

Guillermo G. Recio

22 may 2017 - 04:58

 

El mercado del pádel crece rápidamente fuera de España y los licenciatarios de la marca All for Padel no quieren dejar escapar el tren de la internacionalización. Hace ya varios años que la empresa dirigida por Jose Luis Sicre vende palas y pistas de pádel con la marca Adidas, pero ahora ha querido ir un paso más allá.

 

El consejero delegado de la compañía explica a Palco23 que han creado una nueva empresa llamada AFP Courts, con la que venderán pistas de pádel sin la enseña de las tres bandas. “Si el 20% de las pistas en el mundo son Adidas, eso significa que nos estamos perdiendo mucho mercado”, argumenta.

 

Sicre comenta que han ido “construyendo pistas siendo un distribuidor de Adidas y el mercado está creciendo tan rápido que no podemos pretender que todas las pistas sean Adidas”. Para ello, All for Padel ha llegado a un nuevo acuerdo con la marca alemana para poder sublicenciar la producción de pistas con su sello a AFP Courts.

 

“Uno de los requisitos ha sido que All for Padel tenga la mayoría de la nueva sociedad, y el resto pertenece a la empresa catalana RedSport, que son nuestros fabricantes de pistas”, señala sobre la complejidad de un pacto que permitirá abastecer a “clubes que tengan acuerdos ya con otra marca como Nike y que no puedan poner la marca Adidas”.

 

El directivo ejemplifica este escenario con estos datos: “desde enero de 2016 hasta ahora hemos vendido 43 pistas Adidas, mientras que esperamos cerrar 2017 con un total de 130 pistas vendidas, de las que algo más de 20 serán de la marca alemana”.

 

 

La idea que persigue Sicre es “vender a todos los empresarios del mundo que apuesten por el pádel”, para lo que ya cuenta con 13 distribuidores en países. “Aunque haya gente que diga que el pádel está cayendo, no es así. En España sigue habiendo un gran interés, y fuera también. En Bélgica, por ejemplo, entre 2014 y 2016 se pasó de 11 a 80 pistas. Lo mismo ocurrió en Suecia, donde había 44 y ahora hay 130. Y Francia e Italia ya tienen casi 300 pistas cada una”, defiende.

 

Con esta nueva estrategia, la compañía espera aumentar su facturación en los próximos años. En 2016, el negocio de las palas ingresó 1,5 millones de euros, de los que el 33% llegaron fuera de España. Para este año, esperan crecer entre un 30% y un 40%. En cuanto a las pistas, planean vender 130 unidades en 2017 y que ya este año sea un negocio similar al de las palas.

 

Sicre destaca el alza de la industria de las pistas, ya que “está mucho menos explotado porque requiere de unos controles y una fabricación que sólo pueden asumir compañías profesionales. En las palas, es más fácil que algunos profesores de pádel manden a fabricar a Pakistán unos cientos de palas y se creen su marca”.

 

“Estos fabricantes se irán muriendo a medida que crezca el mercado internacional, porque no tendrán capacidad”, opina sobre un escenario que cada vez será más global. Por ello, este mismo año se han aliado con el World Padel Tour para ser la pala oficial del circuito profesional.

 

“Es una plataforma en la que tienes que estar. Ambos tenemos en el ADN la aspiración internacional. Además, hemos desarrollado la primera pala del WPT, que El Corte Inglés nos pidió la exclusiva” y sólo se encuentra en los grandes almacenes y en las tiendas online del WPT y de All for Padel.

 

Uno de los principales motivos de la explosión que seguirá teniendo el pádel es que “el World Padel Tour empieza a salir regularmente en televisión con GOL. Esto representa un antes y un después, va a cambiar el panorama”.