16 Ene 2022 | 22:28

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La ‘start up’ Graffos lanza una ronda de hasta 300.000 euros para ‘atacar’ al consumidor final

La compañía, que trabaja con deportistas como Jorge Lorenzo, quiere salir de España tras cerrar su segunda ampliación de capital.

La ‘start up’ Graffos lanza una ronda de hasta 300.000 euros para ‘atacar’ al consumidor final

Guillermo G. Recio

19 jul 2017 - 04:58

 

Nunca unas letras significaron tanto para el deporte. Graffos, una start up que analiza muestras caligráficas para mejorar el rendimiento deportivo, quiere dar un salto y está preparando una ronda de financiación con la que pretende captar entre 250.000 euros y 300.000 euros.

 

El fundador y consejero delegado, Andrés Sanfiel, comenta a Palco23 que se trata de su segunda ampliación de capital, ya que en 2015 lograron levantar algo más de 100.000 euros entre varios inversores españoles. “Hasta el momento nos enfocábamos únicamente al B2B, pero ahora también queremos dirigirnos hacia el B2C con la aplicación móvil, con el objetivo de tener mayor escalabilidad del producto”, explica.

 

El proyecto de Sanfiel comenzó en 2011 con una idea que hoy ya alcanza a deportistas del motor como Jorge Lorenzo en MotoGP o Mario Román en Enduro Extremo. También trabajan con la cantera del Herbalife Gran Canaria de la ACB, con el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat y con la academia Global Tennis Team, entre otros.

 

El emprendedor, que es miembro del Global Sports Innovation Center (GSIC) de Microsoft, explica que “la app captura muestras y a partir de algoritmos hemos podido medir parámetros que devuelven el perfil mental de esa persona. Después, se propone un plan para mejorar las destrezas mentales y mejorar el rendimiento deportivo”.

 

“Hemos superado el llamado valle de la muerte, son años críticos y difíciles en los que cuesta vender un producto disruptivo como el nuestro”, señala Sanfiel sobre la comercialización de Graffos. En este sentido, otra de las vías de negocio que han explorado es la de trabajar en un ámbito docente. “Nuestra solución se basa en estimulación neurológica por medio de la grafomotricidad fina, lo cual no solo contempla el rendimiento deportivo, sino cualquier actividad que realice el deportista.

 

El próximo reto para la start up canaria es “consolidarse en el mercado español y tener cierto margen de beneficio”. Después del verano, indica Sanfiel, la idea es empezar a colaborar con el Icex para exportar esta herramienta al extranjero, principalmente al resto de Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. El emprendedor, que es experto grafista, trabaja con entrenadores, psicólogos y psicoanalistas para mejorar el producto año tras año, e incluso “Eduard Punset se acercó a saber más sobre el proyecto”.