09 Dic 2021 | 15:29

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La Generalitat rescata la estación de Boí-Taüll con 7,3 millones

Palco 23

24 dic 2014 - 04:00

La Generalitat vuelve a ampliar, y no por deseo propio, su presencia en el mundo del esquí. El Ejecutivo de Artur Mas, a través de su hólding industrial Avançsa, se ha hecho con el control de la estación de esquí Boí-Taüll, en el Pirineo catalán. La operación llega tras los problemas financieros de Nozar, gestor de la instalación.

 

La inmobiliaria de la familia Nozaleda mantenía un crédito de 7,3 millones de euros con el Institut Català de Finances (ICF), entidad de crédito de la Generalitat. Ante la imposibilidad de hacer frente a su devolución, el préstamo se ha cancelado mediante una dación en pago, por la que Avançsa pasa a ser la propietaria de la instalación. Además, se invertirá otro millón de euros de dinero público para adquirir otros activos necesarios para que la instalación esté operativa durante esta temporada de invierno.

 

La Generalitat, que sí gestiona otras seis estaciones de esquí en el Pirineo catalán (Vallter 2000 y La Molina, entre ellas), ha decidido esta vez que sea Nozar la que continúe operando la estación. Los Nozaleda, a través de Promocions Turístiques de la Vall, pagarán un alquiler del complejo durante los próximos cinco años. Al final de este periodo, podrán ejercer una opción de compra sobre la estación.

 

El Ejecutivo autonómico no ha desvelado si con esta operación se recuperarán los 8,3 millones en que se valora esta operación. El gabinete de Mas justifica el rescate de Boí-Taüll por su importancia en la economía de la Alta Ribagorça (Lleida).