21 May 2022 | 16:57

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La Finca Golf mejora sus instalaciones y planea levantar un cuarto campo

El grupo empresarial familiar de los Pedrera, que cuenta con tres campos de golf en la Costa Blanca, ha invertido más de 300.000 euros en renovaciones y contempla la posibilidad de construir otro campo en los próximos años.

La Finca Golf mejora sus instalaciones y planea levantar un cuarto campo

Guillermo G. Recio

12 jul 2018 - 04:59

La Finca, Villamartín y Las Ramblas, los tres campos de golf de la empresa familiar, acogieron 140.000 salidas en 2017

 

 

El golf está relacionado con clubes sociales históricos a los que sólo unos pocos privilegiados pueden acceder, pero a partir de la década de los setenta este deporte también empezó a popularizarse gracias a las construcciones de campos de golf vinculadas al real estate. Es el caso de La Finca Golf, un grupo empresarial familiar de Orihuela (Alicante) que en ese momento visionó la potencia turística de España para levantar varias instalaciones relacionadas con este deporte al calor de nuevas urbanizaciones.

 

El grupo, que hoy cuenta con los campos de golf de Villamartín, Las Ramblas Campoamor y La Finca, lleva años consolidando su presencia en el litoral valenciano y contempla la posibilidad de construir otro campo en los próximos años. El director general de la compañía, Gonzalo Pedrera, hijo del empresario Antonio Pedrera, explica a Palco23 que su objetivo es “consolidar y continuar el negocio de una forma sostenible”, como ha ocurrido en los 40 años desde que su padre empezó esta aventura.

 

En los años ochenta, Pedrera compró el campo de golf Villamartín al que ahora es BBVA y construyó una urbanización alrededor. “Fue uno de los primeros campos de la Costa Blanca”, destaca Gonzalo Pedrera, que ahora gestiona la empresa junto a su hermano Francisco. “El negocio funcionó y se amplió en los años noventa con la construcción del campo de golf Las Ramblas Campoamor junto con una urbanización”, detalla.

 

La actividad iba viento en popa y a principios de los años 2000 se levantó el campo de golf de La Finca, donde además de contar con una zona residencial en sus aledaños también nació un resort en 2008. “Aquí vemos la posibilidad a medio plazo de construir otro campo de golf”, comenta Gonzalo Pedrera, con la intención de seguir aumentando un negocio deportivo que crece alrededor del 5% anual y que el pasado año llevó a más de 140.000 jugadores a sus campos.

 

 

 

 

Para mantener este nivel de actividad, las inversiones en el mantenimiento y perfeccionamiento de las instalaciones no cesa. “Cada año destinamos muchos recursos en la mejora de los campos de golf. En La Finca, por ejemplo, este año hemos renovado los bunkers y el campo de prácticas, aunque también tenemos un proyecto para mejorar el riego del campo de Villamartín y sus bunkers”, apunta.

 

Otro de sus proyectos clave es dar más vida a las casas club que hay en los tres campos de golf, que funcionan bajo el formato de pay & play. “Este año hemos acabado las obras de la casa club con una gran terraza”, añade, sobre una inversión que sobrepasa los 300.000 euros. Su objetivo es tener una gran oferta gastronómica para complementar sus servicios residenciales y deportivos.

 

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana cifra en 440 millones de euros anuales y 7.500 puestos de trabajo lo que genera el golf en esta región. Los campos de la Costa Blanca registraron un 3,7% más de salidas en 2017 que en el año anterior. En total, se anotaron 716.268 partidas en sus instalaciones, 27.773 más que en 2016.

 

Uno de los principales motivos de que este sector crezca cada año es su factor desestacionalizador del turismo de sol y playa, ya que se organizan torneos importantes en fechas no vacacionales. Con una tendencia alcista y un proyecto sólido, ¿logrará La Finca Golf ser una de las principales locomotoras de este deporte en España?