30 Jun 2022 | 15:46

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La bicicleta frena en Alemania y aumenta sus ventas sólo un 2% en 2021

El año pasado se fabricaron 2,37 millones de bicicletas, lo que representó un aumento del 10% en comparación con el año del Covid-19, y 940.000 correspondieron a bicicletas eléctricas, registrando un incremento del 8%.  

La bicicleta frena en Alemania y aumenta sus ventas sólo un 2% en 2021
La patronal augura que 2022 será un año que seguirá influenciado por el coronavirus y por las incertidumbres derivadas de la invasión de Ucrania, por lo que los desafíos de la industria ciclista alemana e internacional vuelven a ser “enormes”.

M. L-E.

19 may 2022 - 05:00

La demanda de bicicleta se desinfla en Italia. El negocio de la bicicleta en 2021 en el país germano alcanzó un volumen de 6.560 millones de euros, lo que representó tan sólo un crecimiento del 2%, cifra que contrasta con el crecimiento de las ventas del 61% del año del Covid-19, según los últimos datos de la Asociación alemana de la Industria de las Dos Ruedas (ZIV, por sus siglas en alemán). En España, en cambio, el crecimiento en 2021 fue del 10,8%, pero con un negocio de 2.888 millones de euros.

 

En Alemania, el valor medio por unidad vendida fue de 1.395 euros, un 9% más que el año anterior. Además, se fabricaron 2,37 millones de bicicletas, lo que representó un aumento del 10% en comparación con el año del Covid-19. De ellas, 940.000 fueron bicicletas eléctricas, un 8% más que el año anterior.  

 

En total, se vendieron 4,94 millones de bicicletas, lo que representó un incremento de 620.000 unidades más que en 2020 y 530.000 unidades más que en 2019. Un 76% de las bicicletas se vendieron en el canal especializado y sólo un 3% en el canal online.

 

 

 

 

En 2021 se importaron bicicletas 3,14 millones de bicicletas, un incremento del 11% en comparación con el año del Covid-19, aupado por un crecimiento del 26% en bicicletas eléctricas. Un 54% de las bicicletas provinieron de países de la Unión Europea. Por otro lado, Alemania exportó 960.000 unidades, siendo Países Bajos el mercado que más unidades compró, con 269.000 bicicletas.

Según la patronal alemana, 2021 no fue una burbuja porque “se superaron todas las cifras de 2020” y asegura que el crecimiento podría haber sido del 10% si no hubiera sido por las circunstancias del mercado.

 

La patronal augura que 2022 será un año que seguirá influenciado por el coronavirus y por las incertidumbres derivadas de la invasión de Ucrania, por lo que los desafíos de la industria ciclista alemana e internacional vuelven a ser “enormes”. Aun así confía en que “la escasez de energía y el aumento del coste de energía ha implicado que más gente se mueva en bicicleta”.

 

“Partíamos de un año crítico, con cierres de plantas por la pandemia e interrupciones masivas en la cadena de producción que amenazaron el éxito en la industria”, sostiene, recordando que “un incremento de la producción del 10% ha sido un éxito, aunque el resultado podría haber sido mejor si se hubiera dispuesto de más componentes”.

 

Sin embargo, asegura que la industria quiere mantener y expandir su producción, aunque detecta una falta de trabajadores, por lo que espera que se promueva una “formación continua” así como una política de inmigración “razonable” que permita mantener este crecimiento.

 

 “Estamos en una nueva fase”, afirma Burkhard Stork, director general de ZIV, quien recuerda que “haber dispuesto de más productos, hubiera implicado más ventas, porque vimos limitaciones en la entrega, pero, hoy en día, casi todos los ciudadanos tienen una bicicleta”. “Alemania es un mercado líder en movilidad eléctrica y sin subsidios generosos”, remarca.