05 Jul 2022 | 02:26

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Kelme pone el foco en Francia e Italia tras consolidarse en LaLiga Santander

La marca ilicitana negocia con varios clubes de la Ligue-1 y de la Serie A para vestirlos en 2019-2020, pues considera que no necesita más patrocinios en España tras firmar a RCD Espanyol, Deportivo alavés, Rayo Vallecano y SD Huesca. Ellos son su principal reclamo en China.

Guillermo G. Recio

17 jul 2018 - 04:59

Kelme ha puesto el foco en la Ligue-1 y la Serie A, donde espera dar el salto tras consolidar sus patrocinios en España

 

 

Kelme sacará a pasear su garra por el fútbol europeo. La marca ilicitana de artículos deportivos quiere construir una imagen muy vinculada al deporte rey, una filosofía que ha desarrollado en España y que ahora quiere replicar en otros mercados como Francia e Italia, países en los que ya está negociando nuevos acuerdos de patrocinio, según ha podido saber Palco23.

 

El principal objetivo es tener un storytelling que contar a los millones de aficionados al fútbol que hay en China, el mercado número uno de Kelme. En el gigante asiático, cuenta con más de 400 tiendas físicas y tiene un recorrido mucho mayor que en España, ya que allí la marca pertenece a su distribuidor en el país, como avanzó este diario.

 

“Nuestro objetivo en patrocinio en LaLiga Santander está cumplido, somos la marca que viste a más equipos”, explica el presidente de la empresa, Carlos García Cobaleda. El ejecutivo estuvo el martes en Barcelona para presentar las camisetas del RCD Espanyol, al que empezará a vestir esta temporada al igual que a la SD Huesca. Además de estos dos conjuntos, ya estaban con Kelme el pasado año, el Deportivo Alavés y el Rayo Vallecano.

 

 

 

 

La idea es mantener a los cuatro conjuntos en Primera División. No es algo sencillo, visto el vaivén de cambios de patrocinadores técnicos que se produce cada verano en el fútbol español, aupado por marcas que quieren resurgir a base de patrocinios. A falta de saber si algunos de estos equipos descenderán o subirán (en Segunda viste al CF Reus y la AD Alcorcón), su plan pasa por internacionalizar también su estrategia de sponsoring.

 

García Cobaleda señala que ya han empezado a fijarse en algunos clubes de la Ligue-1 y de la Serie A, las dos próximas competiciones a atacar para la temporada 2019-2020. Ahora bien, si hay opciones de que surja algo inmediato es en el mercado galo, puesto que allí ya están en conversaciones más avanzadas con algunos equipos.

 

“Los patrocinios técnicos cada vez se negocian antes, ya que hay que tener previsto todo el proceso de diseño y fabricación de las equipaciones”, apunta. A medio plazo, la marca también podría aterrizar en la English Football League (EFL) Championship, la Segunda División británica, que va después de la Premier League.

 

Aunque también se aprovecharía la presencia de marca para vender sus productos en Francia e Italia, el desafío número uno de Kelme es asociar su imagen a la del fútbol europeo en China. En el gigante asiático, la empresa ha firmado a Luis Figo como embajador para representar la enseña y vender así su discurso de ser una marca made in Spain muy ligada al fútbol, un deporte clave y que cuenta con el apoyo del gobierno chino. El foco español en el país es tan grande que incluso en su presencia digital también destacan el patrocinio del Real Madrid en 1994 y el de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, de las que fueron patrocinadores técnicos.

 

 

 

 

No sólo se trata de visibilidad, sino también de aportación a la comunidad local gracias a las academias. Kelme viste en China a diez de los 16 equipos de Segunda División y a toda la Superliga femenina, pero también tiene un negocio muy vinculado a las escuelas y academias.

 

Y en este punto es donde tiene un reto importante: crear sinergias entre los clubes patrocinadores con sus centros de formación aportando el know how español de técnicos que ayuden a desarrollar este deporte en el país. Este es uno de los aspectos que con el Espanyol se quiere explotar, ya que el club tiene academias allí.

 

De hecho, el Gobierno de Xi Jinping quiere 20.000 escuelas de este deporte en marcha en 2020 y la intención de que al menos haya 70.000 campos de fútbol abiertos dentro de cinco años. Esta cifra se elevaría a 135.700 campos en 2030, ya que el país quiere uno cada 10.000 habitantes. La construcción de todas estas infraestructuras es clave para el objetivo último, que es que en cinco años haya 50 millones de niños y adultos jugando a fútbol, el equivalente a toda España.

 

¿Conseguirá Kelme rivalizar con los gigantes chinos de artículos deportivos como Anta o Li Ning gracias a su asociación con el fútbol? De ello dependerá su futuro, tras superar los graves problemas de hace unos años.  Las actuales magnitudes económicas de la marca española se desconocen, aunque fuentes próximas a la misma aseguran que ha dejado atrás los números rojos. A principios de 2016, la empresa realizó una reducción de capital de 14,3 millones de euros para compensar pérdidas y, posteriormente, amplió capital en 570.045 euros.

 

Parte de su saneamiento ha sido posible mediante la venta de activos, según se recoge en sus últimas cuentas anuales. En las mismas se detalla que logró cancelar préstamos bancarios por 10,85 millones de euros a cambio de la propiedad de sus instalaciones, así como ingresar 800.000 euros por la venta de su marca en China a su actual distribuidor.