21 May 2022 | 15:34

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

JD Sports acelera en 2018 con quince aperturas en la Península Ibérica para alcanzar 90 millones

La compañía británica de moda y equipamiento deportivo, liderada en España y Portugal por David Segarra, cerró el ejercicio 2017 con una facturación de 70 millones de euros.

Palco23

03 ene 2018 - 15:50

JD Sports prevé facturar 90 millones de euros en 2018, frente a los 70 millones registrados en 2017

 

JD Sports no frena el ritmo en 2018. La compañía británica de moda y equipamiento deportivo prevé realizar quince aperturas en España y Portugal a lo largo del ejercicio actual. Asimismo, la empresa estima elevar su cifra de negocio un 28% este año, hasta 90 millones de euros.

 

El grupo finalizó el año pasado con 52 tiendas en la Península ibérica, doce de las cuales se encuentran en el mercado portugués. JD Sports cerró el ejercicio pasado con una facturación de 70 millones de euros, frente a los cuarenta millones registrados en 2016.

 

En España, la compañía británica puso en marcha en el último trimestre de 2017 nuevos establecimientos en Las Palmas, Albacete y Madrid. En diciembre, la compañía subió la persiana en el centro comercial La Salera de Castellón y el Mataró Parc de Mataró (Barcelona).

 

 

JD Sports también tiene pendiente la puesta en marcha de un establecimiento en Madrid. El grupo ha sellado el alquiler de un local de 1.129 metros cuadrados para abrir un flagship store en el número 11 de Puerta del Sol, esquina con calle Preciados.

 

La empresa, propietaria de la cadena española de tiendas Sprinter, también está volcada en crecer en el resto de Europa. A cierre de 2017, JD Sports operaba con 55 tiendas en Francia; 20 en Italia y veinticinco puntos de venta en Holanda. En su mercado doméstico, la compañía contaba con 366 establecimientos.

 

Fuera de Europa, JD Sports reforzó su negocio en Corea del Sur el pasado septiembre. La empresa se hizo con una participación del 15% en la empresa surcoreana Hot-T por 5,5 millones de libras (6,1 millones de euros). Tras la operación, las tiendas de sneakers de Hot-T serán renombradas bajo el rótulo de la británica, aunque estarán gestionadas por los mismos equipos.