08 Dic 2021 | 07:20

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

JD, a por España: revaloriza un 27% su negocio pese al desplome de su beneficio

El grupo británico opera en la Península Ibérica a través de una joint venture con Sonae y la familia Segarra. Desde el 31 de enero, los Segarra tienen una opción de venta, que no se ejecutará.

Palco23

27 may 2021 - 17:18

JD, a por España: revaloriza un 27% su negocio pese al desplome de su beneficio

 

 

El gigante JD da más valor a su negocio en España pese al Covid-19. La compañía británica, especializada en distribución de material deportivo y controlada por Pentland Group, ha elevado un 27% la valoración de su negocio en el mercado ibérico a cierre del ejercicio 2020. La empresa, que tiene en España uno de sus principales mercados de desarrollo, ha sufrido por su escasa penetración online y ha perdido la cota de los 700 millones de euros.

 

JD Sports opera en España a través de su cadena principal, JD, y de la sociedad Iberian Sports Retail Group, que incluye las cadenas Sprinter y Sport Zone y de la que controla un 50%. Otro 30% está en manos de Sonae, la matriz de Sport Zone, y otro 20% está en manos de la familia Segarra, cofundadores de Sprinter. JD se hizo con Sprinter en 2011 y, ocho años más tarde, selló una alianza con Sonae.

 

Los dueños de Sprinter tienen una opción de venta de su participación dividida en dos tramos, el primero de ellos a partir del 31 de enero. A cierre del pasado enero, la valoración de esta opción de venta (que, según fuentes cercanas a la empresa, no se va a ejecutar) se sitúa en 87,4 millones de libras (101 millones de euros), un 27% más que el año anterior, cuando alcanzaba 68,8 millones de libras (79,6 millones de euros). Este incremento se debe, según JD Sports, a la mejora de las previsiones de facturación.

 

 

 

 

En concreto, JD Sports puede, desde el pasado 31 de enero de 2021, ser invitada a adquirir el 70% de las acciones que controla la familia Segarra. Si finalmente se ejercitase esta opción, una vez transcurrido un año podría comprar el 30% restante en tres tramos del 10%.

 

Junto a la mejora de la valoración de la opción de venta, JD Sports ha revisado la de los activos intangibles de Sport Zone y Sprinter. La de la cadena portuguesa ha pasado de 24,4 millones de libras en 2020 a 24,5 millones de libras en 2021. El incremento se debe al aumento del fondo de comercio, ya que la valoración de la marca Sport Zone se ha reducido de 8,2 millones en 2020 a 7,3 millones en 2021.

 

La valoración de Sprinter, por su parte, ha pasado de 9,3 millones en 2020 a 9,8 millones en 2021, aunque la valoración de su marca también se ha reducido en 100.000 libras, hasta tres millones a cierre del último ejercicio.

 

 

 

Evolución del negocio

El incremento en un 24% en la valoración del negocio contrasta con el desempeño en el último ejercicio. Con el pie en el acelerador, el gigante británico se ha resentido en España. Iberian Sports Retail Group finalizó el último ejercicio con ventas de sólo 579 millones de libras (670 millones de euros) en España, que contrastan con los cerca de 630 millones de libras (728 millones de euros) del año anterior.

 

Pese a haber perdido la barrera de los 700 millones de euros en el mercado nacional, la empresa ha disminuido su negocio sólo un 8%, lejos de los retrocesos generalizados en otras compañías de distribución minorista. La empresa se ha visto beneficiada por el buen momento que ha atravesado el deporte durante la pandemia, pese a que su negocio ha sufrido por el cierre de tiendas impuesto para contener la pandemia y a no haber podido capitalizar el boom del online.

 

El resultado de JD Sports, que opera en España con las cadenas JD, Sprinter y Sport Zone, también se debilitó fuertemente a lo largo del pasado ejercicio. La compañía cerró el último ejercicio (finalizado el pasado enero) con un resultado después de impuestos de sólo 3,7 millones de libras (4,3 millones de euros), seis veces menos que un año antes, cuando anotó un beneficio de 23,1 millones de libras (26,7 millones de euros).

 

Durante el periodo de cierre de tiendas en España y Portugal, Sprinter y Sport Zone sólo lograron salvar un 20% de su negocio con el canal online. En cambio, en la segunda mitad del año, antes del segundo periodo de cierres por la segunda ola del Covid, el grupo logró dar la vuelta a sus resultados y registró un crecimiento del 10% en la región.

 

 

 

 

Expansión con tiendas

Pese al golpe del Covid-19, el grupo ha continuado engordando su red de tiendas en el mercado español. JD Sports puso en marcha nueve tiendas durante el ejercicio, hasta alcanzar una red de setenta establecimientos.

 

“Las tiendas de JD evolucionaron bien en las ubicaciones similares a las tiendas de Sprinter y hemos continuado focalizándonos en estas áreas”, señala la compañía. España fue el segundo país europeo donde más tiendas abrió el grupo, sólo por detrás de Alemania.

 

Con los rótulos Sprinter y Sport Zone, el grupo abrió siete nuevos establecimientos con una superficie media de 539 metros cuadrados, “el espacio más efectivo para nuestra oferta core, focalizada en deportes activos y fitness”, subraya la empresa. “Continuamos invirtiendo en el canal online y físico para afianzar una plataforma robusta para el futuro crecimiento en la Península Ibérica”, precisa la compañía. A cierre del ejercicio, Sprinter sumaba 163 puntos de venta y Sport Zone, 107.