19 May 2022 | 06:54

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Hernan Auguste (LeDap): “El pádel llegará a todos los rincones del mundo en cinco años”

El director de la compañía sueca LeDap, el nuevo gigante del pádel que aglutina los clubes de Europa, cree que el pádel es un deporte que “no se ha puesto de moda y que aún tiene un largo camino por recorrer”.           

Hernan Auguste (LeDap): “El pádel llegará a todos los rincones del mundo en cinco años”
Hernan Auguste es desde finales de año director de operaciones de LeDap, una empresa tras el fondo Triton que engloba los clubes de Europa con el objetivo de aglomerarlos en una estructura propia para hacerlo crecer bajo su supervisión.

Albert Ferrer

27 ene 2022 - 05:00

Pádel 2027: objetivo, el mundo. Hernan Auguste es desde finales de año director de operaciones de LeDap, una empresa tras el fondo Triton que engloba los clubes de Europa con el objetivo de aglomerarlos en una estructura propia para hacerlo crecer bajo su supervisión. ¿El objetivo? Que, para los próximos Juegos Olímpicos, el alcance de este deporte sea tal que termine siendo incluido del mismo modo que el surf, la escalada o el skateboard. “Es un sector muy atractivo para invertir, porque hay muchas verticales donde uno puede estar presente y sacar un rédito”, explica el ejecutivo.

 

Pregunta: Actualmente, el pádel está de moda. ¿Cree que el boom de este deporte tiene fecha de caducidad?

Respuesta: No creo en el concepto de si está de moda o no, ya que el pádel es un deporte que está asentado en infinidad de países actualmente y al que le aún queda un mundo por hacer. Es cierto que es más moderno respecto a otros deportes como por ejemplo el fútbol o el baloncesto, pero tarde o temprano terminará estableciéndose en lugares donde cuesta más crear arraigo.

 

P.: Otros deportes como el ciclismo o el home fitness empiezan a ver como cae el número de practicantes. ¿Qué debe hacer el pádel para resistir el empuje?

R.: Lo mismo que cualquier otro deporte y las empresas que lo lleven: ir evolucionando y reinventándose para ofrecer un mejor servicio tanto al espectador como a sus clientelas. Claro que la pandemia provocó un efecto boom en algunos deportes, pero estos deben saber adaptarse para mantener su nivel de aficionados.

 

P.: ¿De qué forma se han visto perjudicadas las empresas del sector por los problemas de suministro en relación a los productos?

R.: Es un aspecto que ha afectado a todos los sectores, pero en el pádel el golpe fue un poco mayor porque, desde hacía meses, la demanda ya estaba disparada. Con algunas dificultades, las compañías lograron llevar a cabo sus entregas, si bien a lo largo de este curso el nivel de transportes se irá acomodando y recuperaremos la normalidad.

 

P.: ¿Ha comportado ello un incremento sustancial de los precios?

R.: Los precios tanto de palas, equipamiento (ropa, zapatillas) o pelotas antes de la pandemia y después de la pandemia son similares, si bien es cierto que, debido al aumento de la práctica deportiva las marcas venden más y quizás el importe sea ligeramente superior.

 

P.: El pádel es percibido como un deporte elitista. ¿Por qué? ¿Se puede cambiar la percepción?

R.: No lo considero un elitista. Ese adjetivo a este deporte hace tiempo que se dejó de lado, puesto que hoy en día se puede practicar en muchos lugares con una gran variedad de precios e incluso las administraciones ponen en marcha planes para que existan pistas públicas.

 

P.: ¿Debe contar un deporte en auge como el pádel con mayor apoyo para su difusión por parte de las administraciones?

R.: Efectivamente. Actualmente, hay ayuntamientos de ciudades españolas donde se invierte en nuevas pistas, sirviendo ejemplo para que en otros lugares como Latinoamérica u Oriente Próximo, donde esta labor se esté comenzando a desarrollar paulatinamente.

 

P.: Ustedes están absorbiendo gran parte de los clubes alrededor de Europa. ¿Hay demasiada fragmentación?

R.: Había dos sectores distintos en Europa antes de nuestra entrada: un formato de hacer clubes en cadena (alrededor de diez o quince clubes controlados por una misma persona) y todo lo contrario, algo que en España no ocurre, donde cada uno es dueño de su club. Es cierto que nos encontramos con mucho empresario emprendedor que ha tratado de explotar sus clubes, pero nosotros queremos aglomerarlo en una estructura propia para hacer crecer el deporte de forma uniforme.

 

P.: ¿Por qué el pádel es un sector atractivo para invertir?

R.: Es un deporte donde debería haber una mayor inversión, porque en él existen muchas verticales donde los empresarios pueden estar presentes y, además de profesionalizarlo, extraer un rédito. A pesar de exprimir el deporte, el pádel aún tiene todavía mucho recorrido por delante para crecer.

 

P.: ¿Qué tiene el pádel frente a otros deportes para atraer a deportistas, aficionados y patrocinadores?

R.: Es un deporte muy social, que rápidamente se puede aprender a jugar y que la gente enseguida conecta y puede divertirse mientras lo practica. Además, el punto dulce o punto de impacto está más cerca de la mano, por lo que el control sobre la jugabilidad es mayor, a diferencia de otros deportes como el golf o el tenis, donde el golpeo está más alejado de la mano.

 

P.: ¿A escala internacional, ¿en qué mercados y países debe hacer push el pádel para crecer?

R.: El principal mercado de este deporte está en Europa, puesto que en países como España, Italia, Francia y del norte cuentan con una gran base de equipamiento y practicantes. Aun así, territorios como Alemania, Austria o Reino Unido aún necesitan otro empujón. En mayor o menor grado, este deporte está implantado, y estoy seguro que en los próximos cinco años habrá llegado a todos los rincones del mundo.