21 May 2022 | 04:53

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Grifone se lanza a por los turistas con una tienda en el corazón de Barcelona

La marca outdoor crece en la capital catalana, donde ya cuenta con tres establecimientos, con un local cerca de Portal del Ángel. Por el contrario, ha echado el cierre en Berga, municipio de una zona de montaña.

Grifone se lanza a por los turistas con una tienda en el corazón de Barcelona

Guillermo G. Recio

20 jul 2018 - 04:59

Grifone, a la caza del turista con una tienda a escasos metros de Las Ramblas, uno de los lugares más visitados de Barcelona

 

 

Grifone mueve ficha y cierra una de sus tiendas cercanas a la montaña para dirigirse a un público más mainstream. La marca de artículos deportivos outdoor ha decidido abrir un nuevo punto de venta en el corazón de Barcelona, en una ubicación clave para la venta a los turistas. Según ha podido saber Palco23, la compañía inaugurará este verano un establecimiento en el número 13 de la calle Canuda, a escasos metros de Las Ramblas, uno de los principales reclamos para los visitantes.

 

Fuentes de la empresa han confirmado que siguen apostando por crecer a pie de calle, una vía de venta directa al consumidor que ya alcanza las ocho tiendas. Los responsables de Grifone prefieren no dar más detalles hasta que los nuevos dueños de la marca tengan definido el plan estratégico de la marca al 100%.

 

La importancia de este sector reside en que el 40% de la población europea dice practicar deporte al aire libre, según el Eurobarómetro 2018 elaborado por Kantar Public con el apoyo de la Unión Europea (UE). Finlandia es con diferencia el país de la UE donde más ciudadanos se ejercitan fuera de recintos cerrados, con el 67% de ellos. Cerrando el podio están Austria y España, con un 54% y un 53% cada uno. Estos datos se trasladan en los 5.860 millones de euros que facturaron en Europa los productos outdoor, la mitad de las ventas se realizaron en Alemania, Francia y Reino Unido

 

 


 

Al mismo tiempo, Grifone ha decidido cerrar su tienda de Berga (Barcelona). El establecimiento, inaugurado hace apenas un año, estaba situado cerca del Pirineo. En esta zona cuenta con un punto de venta en Vic (Barcelona) y Sort (Lleida). La marca también tiene presencia en las poblaciones leridanas de Vielha y La Seu d’Urgell.

 

A principios de 2018, la empresa catalana decidió dar el salto fuera de Catalunya con una apertura en el Pirineo aragonés. Concretamente, abrió en Jaca, el bastión de uno de sus principales rivales en el mundo de los deportes de montaña: Izas Outdoor, que cuenta con tiendas en Jaca y Zaragoza, y recientemente entró en Cataluña con puntos de venta en Puigcerdà y Berga.

 

En Barcelona, la marca reubicó uno de los establecimientos al local donde antes trabajaba Bonus Sport Marketing, la antigua agencia de márketing deportivo de Sandro Rosell y que ya ha dejado de operar. También cuenta con uno en la calle Rocafort, en el barrio del Eixample de la capital catalana.

 

En el pasado, Grifone dio sus primeros pasos en el extranjero, con un punto de venta en Argentina, en la estación de esquí de San Martín de los Andes, e inició conversaciones con posibles socios en Asia para abrir mercado en China, Japón y Corea. Actualmente, las tiendas fuera de España no están operativas y se desconoce si continúa su expansión internacional, ya que la dirección no ha realizado comentarios desde el cambio de propiedad.

 

La compañía está especializada desde sus inicios en prendas de tejido técnico para combatir el frío y siempre asoció su imagen a los Pirineos. Su facturación llegó hasta seis millones de euros antes de la crisis, aunque la mitad de su facturación procedía de pedidos públicos para policías y otros cuerpos de seguridad. La empresa comercializa sus artículos a través del canal multimarca y El Corte Inglés.

 

 

 

 

Estas aperturas llegan después de que la sociedad Tèxtil Seu, propietaria de la marca outdoor, renovara el consejo de administración con varios fichajes relacionados con el mundo del deporte. Pere Matamales, que ahora presidirá el máximo órgano de la compañía, dirige la consultora Agora Business Consultants. Antes, fue el consejero delegado de la National Geographic Store en Madrid. Además, el directivo se encargó de dirigir la marca italiana Kappa en España durante ocho años, hasta 2003.

 

Como miembros del nuevo consejo también están Stefano Saporetti y Antonio Alquezar, según consta en el Registro Mercantil. Mientras el primero cuenta con experiencia en Ferrari y la America’s Cup, el segundo coincidió con Matamales en su época en Kappa Iberia y en National Geographic.

 

El empresario leridano Martí Batalla puso en marcha Grifone en 1984 bajo la sociedad Tèxtil Seu, con sede en la localidad de La Seu d’Urgell (Lleida). Sin embargo, Batalla, que también era director general de la compañía, salió de ella a mediados de 2015. La marcha de su fundador coincidió en pleno giro estratégico de la marca tras la entrada en el capital de Cierco y Rosell.

 

En 2014, cuando el ex presidente del FC Barcelona entró en Tèxtil Seu, la compañía redujo su cifra de negocio un 16% respecto al año anterior, hasta 2,1 millones de euros, y ahondó sus pérdidas, que pasaron de 1,6 millones de euros en 2013 a 1,7 millones de euros, según las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil.