Equipamiento

Grandvalira Resorts apunta a una facturación de 170 millones de euros en 2022-2023

El grupo andorrano de estaciones de esquí, propiedad de Ensisa, Saetde y Emap, invirtió un total de 17,5 millones de euros en 2022-2023, más del doble que el año pasado, cuando ya recuperó el negocio de antes de la pandemia.

Grandvalira Resorts apunta a una facturación de 170 millones de euros en 2022-2023
En julio, la estación de Pal Arinsal se integró a Grandvalira Resorts, por lo que Andorra tiene una única estación para la presente temporada.

Palco23

09 ene 2023 - 09:35

Grandvalira Resorts marca músculo. La marca que aglutina las estaciones de Ordino Arcalís, Pal Arinsal y Grandvalira prevé facturar 170 millones de euros en 2022-2023, tras haber recuperado la cifra de negocio anterior a la pandemia en 2021-2022. Además, el grupo, en la pasada temporada sumó 2,5 millones de esquí, más de nueve millones de visitantes y más de tres millones de pernoctaciones, un 12% más que antes de la pandemia, según Expansión.

 

Para este ejercicio, la estación prevé que aumenten los ingresos por el consumo de merchandising de la prueba y por los espectáculos y el ocio nocturno. De hecho, para encarar la presente campaña, se realizó una inversión de siete millones en instalaciones para integrar el après-ski con el entretenimiento de la estación.

 

Del 13 al 19 de marzo, la estación será sede de las Finales de la Copa del Mundo de esquí alpino La repercusión mediática de las finales supondrá un importante empujón en términos de visibilidad de la estación con una cobertura que alcanzará 15 países, 440 periodistas acreditados y 335 millones de telespectadores potenciales, la organización espera que la web del evento alcance los 3,3 millones de sesiones por parte de más de 1,5 millones de usuarios, así como 193.000 descargas de la aplicación y más de 278.000 seguidores en redes sociales.

 

El grupo de estaciones de esquí, propiedad de Ensisa, Saetde y Emap, invirtió un total de 17,5 millones de euros de cara al curso 2022-2023, más del doble que el año pasado.

 

 

 

 

En julio, la estación de Pal Arinsal se integró a Grandvalira Resorts, por lo que Andorra tiene una única estación para la presente temporada. Con esta operación el país pirenaico cuenta con 303 kilómetros de pistas de esquí y se sitúa entre los destinos europeos con más superficie esquiable.

 

De los 17,5 millones de euros de inversión, 12,5 millones de euros correspondieron a Grandvalira; 2,5 millones de euros, a Pal Arinsal, y otros 2,5 millones de euros, a Ordino Arcalís, siendo una de las inversiones más importantes de los últimos años. En este sentido, 2,5 millones de euros se destinaron a energía renovable y medidas de ahorro energético, ya que el objetivo es reducir el consumo eléctrico un 15%, en consonancia con las directrices del Govern d’Andorra.