Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 27 Julio 202118:16:05

Buscador

;Menu
h Equipamiento

Gaming Residences suma una residencia universitaria en pleno centro de Madrid

La marca para gamers del operador ColivINN anuncia la apertura de un nuevo edificio en la capital de España.

17 May 2021 — 14:03
Palco23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Gaming Residences suma una residencia universitaria en pleno centro de Madrid

 

Gaming Residences crece. La primera residencia para gamers en el mundo del operador ColivINN abrirá un nuevo edificio en el centro de Madrid de cara al curso 2021-2022, para el cual ya ha abierto el periodo de reservas.

 

La nueva Gaming Residence ofrecerá servicios personalizados a sus residentes, con zonas comunes como comedor, biblioteca, salas comunes, cine, gimnasio, salas de entrenamiento, cabinas de streaming y una arena de competición de eSports.

 

La residencia pretende potenciar el talento de los residentes como jugadores universitarios, en base a actividad académica, entrenamiento físico y en gaming, psicología del deporte y el personal branding, junto a formación complementaria para facilitarles su inmersión laboral.

 

“Estamos ante un proyecto único en el mundo”, detalla Mario Viviani, consejero delegado de Gaming Residences, que “une tecnología e innovación y abre nuevas vías de monetización en los eSports dentro del sector inmobiliario. “Contamos con dos edificios en Madrid y la idea es escalar el negocio a las principales potencias en Europa y Latinoamérica en los próximos años”, detalla.

 

Alejandro Fernández Luengo, fundador y consejero delegado de ColivINN, explica que “que hemos personalizado con todo lujo de detalles para acoger y crear una comunidad exclusiva de gamers que vivan la experiencia única de estar alojados en uno de nuestros espacios”. “Queremos impulsar la formación profesional de una futura ola de talento y aportar nuestro granito de arena para convertir nuestro país en uno de los más importantes de la industria de los deportes electrónicos a través de un modelo de coliving disruptivo, único y diferencial”, añade.

 

 

La startup Gaming Residences abrirá las puertas de la primera residencia para gamers de España esta primavera siguiendo un plan de expansión para lograr la internacionalización en 2026. El inmueble está situado en el número 81 de la Avenida Valdemarín, en el barrio de Aravaca de Madrid y tiene una superficie de 3.500 metros cuadrados.

 

La residencia contará con 34 plazas para estudiantes, cinco salas habilitadas para jugadores y dos pabellones para albergar competiciones de eSports con capacidad de 150 personas y 250 personas, respectivamente. La ampliación, permitiría a la residencia contar con un anfiteatro con capacidad de alojar a 500 espectadores.

 

La compañía Gaming Residences se constituyó en 2019 con una inversión inicial propia de 250.000 euros. Durante el estado de alarma, la empresa cerró su primera ronda de financiación recaudando 330.000 euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...