17 Ene 2022 | 02:01

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Futbolmania se vuelca en Internet tras ser ‘expulsado’ de Puerta del Sol

La cadena de tiendas especializada en fútbol cierra su punto de venta en Madrid, mantiene las dos de Barcelona y se queda con menos de la mitad de sus empleados.

Guillermo G. Recio

07 jul 2017 - 04:58

Tarjeta roja a Futbolmania. La cadena de tiendas especializada en fútbol ha dado un paso atrás y se ha visto obligada a cerrar su tienda de Madrid, situada en la Puerta del Sol. Ahora, la compañía catalana sólo cuenta con presencia en Barcelona, donde se encuentra su primera tienda, y en Badalona, donde está ubicado su outlet.

 

El director general de Futbolmanía, Ricard Esteve, explica a Palco23 que Thor Equities se hizo con el edificio del número 5 de uno de los lugares más emblemáticos de España. Según el directivo, una de las condiciones para que el fondo estadounidense comprara el inmueble por 50 millones de euros era dejar libre el local que ocupaba la empresa desde 2012.

 

“Llegamos a un acuerdo para rescindir el contrato y ahora estamos viendo cómo volver a tener una tienda en Madrid”, asegura Esteve, sobre una operación que se llevó a cabo en febrero de este mismo año. De hecho, una de las consecuencias de este cierre será la caída en su facturación.

 

En 2014, la compañía llegó a ingresar unos 14 millones de euros tras crecer un 30%, mientras que 2015 “fue nuestro mejor año”, aunque Esteve prefiere no desvelar qué volumen de ventas alcanzaron. Sin embargo, en 2016 “retrocedimos en facturación pero no en margen” y este 2017, “con el cierre de la tienda de Madrid seguramente retrocedamos más aún”.

 

Uno de los factores de esta caída, según el directivo, es el descenso del tráfico peatonal, pero también señala que influye de manera destacada el cambio de e-commerce que llevaron a cabo el pasado año. “Desarrollamos una página web muy potente y nos hemos dado cuenta de que es más fácil abrir una tienda física que una buena tienda online”, indica.

 

Todos estos cambios también han repercutido en su plantilla, que en 2014 contaba con 175 empleados y ahora, tras un proceso de reestructuración en tiendas y oficinas, se han quedado con 70 trabajadores. En este momento, la idea de Esteve para los próximos años es “trabajar para consolidarse en el mercado español”.