02 Dic 2021 | 08:21

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Fluidra, a por más compras en Europa y EEUU tras invertir 600 millones de euros en 2021

La compañía estima que terminará el año con un crecimiento de las ventas de entre el 40% y el 45% y apunta a mantener los buenos números en 2022, en la que seguirá su ofensiva en adquisiciones en sus principales mercados.

Fluidra, a por más compras en Europa y EEUU tras invertir 600 millones de euros en 2021
Planes atribuye el resultado a tres factores: haber completado la fusión con Zodiac en Estados Unidos, las adquisiciones realizadas por Fluidra durante el curso y la dinámica del mercado tras la pandemia.

Miquel López-Egea

24 nov 2021 - 05:00

Fluidra sigue con su expansión. La compañía española de equipamiento de piscinas y wellness seguirá poniendo el foco en 2022 en el mercado estadounidense y apostará por ganar terreno en el norte de Europa, tras haber realizado adquisiciones por 600 millones de euros en 2021. Con esta gasolina la empresa prevé terminar el ejercicio con un aumento de las ventas de entre el 40% y el 45%.

 

La empresa cotizada de equipamiento para piscinas terminó 2020 con unas ventas de 1.488 millones de euros, un 8,8% más que en 2019 y el beneficio neto se situó en 96 millones, multiplicando por más de once veces las ganancias de 2019. La compañía quiere reforzarse en piscina comercial en todos los mercados en los que opera, mientras que en residencial quiere ganar terreno en Estados Unidos, y en el norte, centro y este de Europa. En 2021 ha comprado compañías como las estadounidenses BuiltRight, CMP y SR Smith y el negocio belga de Splash&Zen.

 

“Es pronto para hacer previsiones para el año que viene, pero prevemos una muy buena campaña en residencial y un crecimiento en comercial”, explica Eloi Planes, presidente ejecutivo de la compañía, a Palco23.

En esta línea, Fluidra seguirá con ofensiva en adquisiciones. “Gran parte de nuestro valor está en el crecimiento orgánico, pero lo podemos acelerar con el crecimiento inorgánico: el mercado está muy fragmentado y hay oportunidades para reforzar y acelerar nuestra estrategia”, asegura Planes.

 

 

 

 

 “No tenemos una cifra establecida para la inversión, nosotros intentamos mantener un nivel de endeudamiento de dos veces ebitda, pero delante de algún movimiento de adquisición, podemos llegar a subirlo a 2,5; esto es lo que nos da capacidad de invertir”.

La estrategia es abrir delegaciones en Francia, España, Alemania o Estados Unidos, abrir delegaciones para ganar penetración. “En Estados Unidos somos el número dos y hay recorrido para ser el número uno”, comenta, aunque no descarta buscar oportunidades en otros mercados.

 

En este contexto, Planes reconoce que la inversión de 2021 ha sido “potente”, ya que “teníamos la oportunidad de hacerlo y estábamos preparados, hemos podido ejecutar el 80% de lo que teníamos en mente; pero no todos los años serán de este nivel de inversión”.

 

En 2020, Fluidra invirtió 600 millones de euros y este año la previsión es algo inferior. “Pero al final las oportunidades aparecen cuando aparecen: en pequeñas empresas puedes invertir entre 50 millones de euros y 70 millones, pero no sabes cuando vendrá una operación mediana o grande, por lo que debes tener el balance preparado para poder hacerle frente”, comenta.

 

 

 

 

Hasta septiembre, Fluidra triplicó su beneficio neto hasta 221 millones de euros en comparación con el mismo periodo del año pasado. De enero a septiembre, la compañía alcanzó unas ventas de 1.704 millones de euros, un 49% más que en los nueve primeros meses de 2020. Sólo en el tercer trimestre, Fluidra registró unas ventas de 517 millones de euros, un 39,1% por encima del mismo trimestre de 2020 y un 67% más que en el mismo periodo de 2019, como consecuencia del aumento de la demanda de piscinas a escala global. El resultado bruto de explotación (ebitda) en los nueve primeros meses del año creció un 82%, hasta 451 millones de euros.

 

Planes atribuye el resultado a tres factores: haber completado la fusión con Zodiac en Estados Unidos, las adquisiciones realizadas por Fluidra durante el curso y la dinámica del mercado tras la pandemia. “Tras la fusión hemos estado más centrados en el mercado, pero también ha habido un cambio de mentalidad, ya que la gente ha tenido consciencia del espacio que vivía y los que ya tenían una piscina, la han mejorado”, explica.

 

 

 

 

“Ha sido un año complejo en dar respuesta a la demanda porque el crecimiento ha sido alto y hemos tenido que invertir para tener líneas de producción abiertas más tiempo, en moldes o equipamiento”, remarca. Fluidra se ha visto afectado por los problemas en la cadena de suministro y ha registrado faltas de materias primas en momentos puntuales.

 

 La compañía, que cuenta con alrededor de 7.000 trabajadores directos y 1.000 indirectos, en Europa tiene fábricas en Cataluña, el norte de España y Alicante, mientras que para el mercado estadounidense tiene fábricas en México. También tiene producción en Asia, Australia, Sudáfrica y Brasil. En 2021 también abrió oficinas en Sant Cugat del Vallès con el objetivo de unificar sus servicios centrales, que cuenta con más de 400 empleados. El negocio de Fludira cubre el 97% del parque mundial de piscinas.

 

A causa de los problemas con el aprovisionamiento, la compañía tuvo que invertir alrededor de veinte millones de euros en producción, un 25% más que en un curso normal: “hemos tenido que reforzar la cadena de producción, avanzar stocks y ser flexibles para dar respuesta”. “Cada año hemos tenido que ir invirtiendo en plantas, más o menos, la inversión está dentro de un cierto parámetro, no es hacer una nueva planta, pero tienen un gran valor”, comenta, recordando que “hay que estar preparados para los próximos años”.

 

 

 

 

 

Por otro lado, el directivo explica que Estados Unidos ha sido un mercado que ha registrado un mayor incremento de la piscina comercial, pero también indica que haya una recuperación del segmento comercial en los próximos meses.

 

En esta línea, respecto al mantenimiento de la piscina, comenta que hay una “tendencia a usar las piscinas más tiempo y más meses” y que ha habido una mejora del parque en climatización, tratamientos alternativos de agua, limpieza de fondo, iluminación o integración en el entorno, mientras que la otra gran tendencia es la piscina conectada, con conexiones en remoto o con las que se pueda interactuar en remoto.

 

Asimismo, Planes asegura que “sería bueno que, dentro de los planes europeos, la mejora de la eficiencia energética de todo el plan de piscinas quedase reflejado”. También celebra que ciertos países hayan incluido la piscina en sus planes de recuperación tras la pandemia.