06 Oct 2022 | 00:07

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Flick Hockey eleva ventas un 75% en 2021 y vuelve a beneficios tras la pandemia

La compañía catalana, fundada por Jordi Carrera, replicó el año pasado su modelo con una tienda especializada en pádel, ubicada en Terrassa. Ahora, busca construir campos deportivos de hockey a través de materiales reciclables.

Flick Hockey eleva ventas un 75% en 2021 y vuelve a beneficios tras la pandemia
La tienda de Terrassa aporta el 55% de la facturación.

Albert Martínez

15 sep 2022 - 05:00

Flick Hockey vuelve a beneficios. La compañía de equipamiento para hockey, fundada por el exjugador Jordi Carrera, ha facturado 700.000 euros en 2021, un 75% más que el año anterior, y ha vuelto a beneficios tras los números rojos que registró en la pandemia, según explica Carrera a Palco23.

 

La empresa opera con una tienda en Terrassa (Barcelona), donde distribuye tanto su marca propia, Flick Hockey, como productos de terceros. Además, es distribuidora en España de firmas extranjeras.

 

La tienda de Terrassa aporta el 55% de la facturación, otro 30% procede del canal online directo y el 15% restante, del negocio de distribución. Flick Hockey también realiza campus deportivos de alto rendimiento en Terrassa, a través de su sociedad Flick Academy.

 

Pese a que el Covid-19 supuso un descalabro para la compañía en el ejercicio 2020, este 2021 la empresa se ha recuperado y ha cerrado en beneficios. Para este presente curso, prevén volver a cerrar el curso en positivo. “El Covid-19 nos dejó muy tocados, y no recibimos ni una sola ayuda por parte de las administraciones públicas, que nos dejaron de lado; sin embargo, poco a poco nos recuperamos y volvemos a la senda de los beneficios, que también nos permiten emprender nuevos proyectos”, ha asegurado Jordi Carrera.

 

 

Flick Hockey sólo distribuye sus productos en España y apuesta por crecer a través del canal online. La empresa también prevé crecer a través la construcción de césped para campos de hockey, también con materiales reciclables y fabricados de forma local. La marca fabrica sus productos en Mataró y Canet de Mar (Barcelona), aunque estudia comenzar a producir en Portugal.

 

Jordi Carrera fundó Flick Hockey en 2008. La empresa comenzó en su cuarto de estudiante, donde exponía el material de hockey a compradores de la zona. Al año siguiente, el emprendedor alquiló un local en Terrassa, centró su negocio en la venta al por menor y el ecommerce y comenzó a distribuir marcas extranjeras de equipamiento deportivo que hasta ese momento no habían llegado a España.

 

En 2016, la compañía aumentó su apuesta por el retail con nueva tienda en Madrid, que terminó cerrando al comprobar que el ecommerce tenía más peso en su cifra de negocio que la tienda física. El año pasado, la empresa diversificó su área de negocio y abrió en Terrassa la tienda Flick Pádel. Actualmente, la empresa cuenta con dos socios, Jordi Carrera y su cónyuge Clara Escudé, y seis empleados más.

 

 

La marca encuentra su target medio en los deportistas jóvenes y en los padres de los niños que quieren jugar al hockey. Terrassa es la capital española de este deporte, con más de 2.600 profesionales deportivos que practican el hockey en la ciudad.

 

La marca ha lanzado ahora una nueva línea de productos de ropa deportiva construidos a través de residuos plásticos recuperados del fondo marino, junto al centro tecnológico Eurecat. Ahora, Flick Hockey busca encontrar un socio para llevar a cabo un segundo proyecto de equipamiento sostenible: una nueva línea de sticks de hockey reciclables, creados a partir de fibras de carbono y que en un futuro puedan convertirse en raquetas de pádel o bicicletas.