18 Ene 2022 | 08:03

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Fitbit cierra 2016 con pérdidas de cien millones tras 'sólo' crecer un 16,7%

Palco23

23 feb 2017 - 09:49

Ahora sí, las previsiones de Fitbit se cumplen. El fabricante de pulseras y relojes inteligentes facturó 2.169,5 millones de dólares (2.059,56 millones de euros) en 2016, un 16,7% más que en el ejercicio anterior. Este crecimiento de doble dígito podría ser el escenario deseado por muchas compañías, pero no por una que ha crecido durante los últimos trimestres a un ritmo superior al 20%.

 

De hecho, a principios de año se estimó un avance del 26% de sus ventas para todo el ejercicio, pero el desplome de la facturación en el cuarto trimestre obligó a revisar a la baja sus resultados. Por ello, se anunció una reorganización de su estructura, que supondrá el despido de 110 empleados, un 6% de la plantilla.

 

El resultado neto también se resintió, ya que Fitbit pasó de ganar 175,67 millones de dólares (166,76 millones de euros) en 2015 a registrar unas pérdidas de 102,77 millones de dólares (97,56 millones de euros). Los números rojos son consecuencia del significativo aumento de los gastos, con mucha inversión en desarrollo de nuevos productos para diferenciarse de sus crecientes competidores.

 

Ejemplo de ello también es la compra de Pebble por 23 millones de dólares y la adquisición de Vector Watch por 15 millones de dólares. En ambos casos se incluyó la propiedad intelectual y el personal, algo que se tradujo en una plantilla total de 1.753 empleados, de los cuales un 61% pertenece a investigación.

 

Por mercados, Estados Unidos fue el principal motivo de la desaceleración de la compañía. En su país de origen, la compañía de San Francisco creció un 11,5%, hasta 1.539,6 millones de dólares (1.461,6 millones de euros). En el resto de América, aumentó su facturación un 19,4%, hasta 110,11 millones de dólares (104,53 millones de euros).

 

En su segundo mercado, Europa, Oriente Medio y África (EMEA), sus ventas aumentaron un 86%, hasta 389,15 millones de dólares (369,43 millones de euros). Por contra, la única región en la que se contrajo su actividad fue Asia-Pacífico, que se anotó una facturación de 130,59 millones de dólares (123,9 millones de euros), un 25,7% menos.

 

"Nuestra historia de diez años en la construcción de esta categoría del mercado, junto con nuestra poderosa marca y una comprometida comunidad global, nos da la confianza de que estamos haciendo las inversiones adecuadas para conseguir el éxito a largo plazo", ha comentado James Park, cofundador y consejero delegado de Fitbit.

 

"Aprovecharemos nuestra posición de liderazgo, adquiriendo talento y mejorando nuestros productos con los valiosos datos que recopilamos. Continuaremos marcando el ritmo de la innovación para la industria a través de experiencias más personalizadas y la expansión en nuevas categorías, como la integración de soluciones para el sistema sanitario", ha añadido.

 

Este no es el único caso de tecnológica que inventa un producto y años más tarde, debido a la fuerte competencia de productos muy similares, ve cómo sus ventas se resienten. Es el caso de GoPro, que el pasado año despidió a 300 empleados tras teñir sus cuentas de rojo.