09 Dic 2021 | 14:20

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El operador británico Snozone Holdings compra Madrid Snowzone

La operación comprende el traspaso de la gestión y explotación de el equipamiento al operador por un periodo mínimo de quince años.

Palco23

12 feb 2021 - 17:20

El operador británico Snozone Holdings compra Madrid Snowzone

 

Madrid Snowzone cambia de manos. Intu y Nuveen han vendido la concesión de la pista de nieve del centro comercial madrileño Xanadúa a Snozone Holdings. El operador británico ha añadido un cuarto local a su cartera tras obtener el control de Madrid Snowzone, la estación indoor del centro comercial de Xanadú, situada en la localidad Arroyomolinos (Madrid).

 

De esta forma, la pista, cuya gestión estaba en manos de Intu Properties y Nuveen Real Estate, pasa a formar parte del grupo Snozone Holdings tras un acuerdo firmado a principios de febrero. La operación, cuyo importe no ha trascendido, incluye el compromiso de un contrato de arrendamiento mínimo de quince años. 

 

Según ha comentado Snozone en un comunicado, la concesión adquirida a Intu y Nuveen es “un negocio de éxito que tiene un futuro muy brillante”. Javier Villar seguirá como director de la estación. “Tenemos muchas ganas de trabajar con Javier Villar y su equipo, que tienen una trayectoria de gran éxito y que ofrecen una experiencia excepcional a los clientes", ha señalado la compañía compradora.

 

 

 

 

 

Madrid Snowzone es una de las pistas de nieve cubiertas más grandes del mundo y la única de España. Tiene  18.000 metros cuadrados dedicados al mundo de la nieve a quince minutos de Madrid. Posee una pista principal con una longitud de 250 metros, 55 metros de ancho y un desnivel de más del 2%, y otra pista de menor pendiente de 100 metros de largo y 40 metros de ancho para iniciarse en la práctica del esquí.

 

Madrid Snowzone facturó cinco millones de euros en 2019, mientras que la caída de la facturación fue de entre el 40% y el 45% en el año del Covid-19. El equipamiento cerró en números rojos por los meses de cierre. En un año normal recibe 250.000 esquiadores y tiene 56 empleados, además de un aforo total de 600 esquiadores.

 

La instalación cuenta con tres segmentos de público: el familiar, para aprender a esquiar; los riders, que hacen uso del snowpark, y los esquiadores de competición, ya que la instalación cuenta con una pista de trazados homologada por la Real Federación de Deportes de Invierno (Rfedi). Asimismo, el recinto cuenta con una pista de bañeras y una salida de snowboard cross para entrenar. 

 

Entre agosto y octubre de 2019 la estación cerró para realizar una reforma que supuso una inversión de dos millones de euros después de operar durante 17 años. Madrid Snowzone fue fundado en 2003 por la estadounidense The Mills Corporation y la española Parcelatoria de Gonzalo Chacón, quienes invirtieron 320 millones de euros.