Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El gigante Topgolf desembarca en España de la mano del expresidente de Telepizza

Pablo Juantegui, expresidente y consejero delegado de Food Delivery Brands Group, ha sido nombrado administrador único de la sociedad, que, con sede en Madrid, ha comenzado a operar en el país desde el pasado 24 de noviembre.

El gigante Topgolf desembarca en España de la mano del expresidente de Telepizza
Callaway cerró el tercer trimestre de 2021 con un incremento de su facturación del 79%, hasta 856 millones de dólares.

Miquel López-Egea

10 dic 2021 - 05:00

Topgolf desembarca en España. La compañía de campos de golf, propiedad de Callaway, ha constituido su filial en el país. Pablo Juantegui, expresidente no ejecutivo de Food Delivery Brands Group (grupo propietario de Telepizza y Pizza Hut), estará al frente del negocio. Según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), el ejecutivo ha sido nombrado administrador único de la sociedad, que ha comenzado a operar en el país desde el pasado 24 de noviembre.

 

La nueva sociedad, constituida con un capital de 3.000 euros y con sede en el número 10 de la calle Naciones de Madrid, tiene como objeto social la actividad deportiva y gestión de instalaciones deportivas relacionadas con el golf y gestión de sus licencias y las actividades deportivas como actividad principal.

 

El pasado 1 de octubre Juantegui acabó su mandato al frente de Food Delivery Brands Group, cerrando una etapa de doce años al frente del antiguo grupo Telepizza, tras la toma del control del grupo par parte de KKR. Hasta marzo de este año, el directivo había sido presidente y consejero delegado del grupo. Food Delivery Brands integró a Telepizza y Pizza Hut en 2018.

 

 

 

 

Antes de su incorporación a Telepizza, Pablo Juantegui ocupó el cargo de director general de Negocios Internacionales para Europa, Oriente Medio y África y Latinoamérica del Grupo Bupa. Además, desde julio de 2004 hasta junio de 2008, fue consejero delegado del Grupo Sanitas.

 

Con anterioridad, fue el primer ejecutivo de la filial española de Telefónica Publicidad e Información. Desde 1998 hasta su incorporación a TPI, fue director general de la compañía de vinos y licores González Byass, y anteriormente había ocupado diversas posiciones directivas en compañías como la cervecera estadounidense Coors Brewins, el fabricante de dulces y alimentación Mars y el gigante informático IBM. Licenciado en Económicas por Cunef de Madrid, cuenta con un MBA del Instituto de Empresa y es vocal de la Junta Directiva del Círculo de Empresarios y patrono de la Fundación Sanitas y la Fundación Iter.

 

Callaway ya ha fichado en Pizza Hut a escala internacional. Tras completar la adquisición de Topgolf en marzo de este año, la compañía contrató a Artie Starrs, exdirectivo de Pizza Hut, como consejero delegado, cargo que ocupa desde el pasado 5 de abril. Artie llegó a Topgolf de la empresa Yum! grupo estadounidense de comida rápida que gestiona la marcas KFC, Pizza Hut y Taco Bell. En ella, el ejecutivo fue director general de Pizza Hut en todo el mundo, y previamente director financiero de Rave Cinemas.

 

La semana anterior, Callaway Golf culminó la fusión de Topgolf para crear un gigante en el sector del golf, en el que Callaway asumió la deuda de Topgolf, situada en 555 millones de dólares. La operación valoró la nueva empresa en 2.500 millones de dólares.

 

 

 

 

Topgolf fue creada en el año 2000 por los hermanos Steve y Davie Jolliffe, después de que los dos hermanos vendieran su empresa de mystery shopping. Callaway Golf entró en el capital de Topgolf en 2006 y, hasta la fusión, controlaba un 14% de la compañía estadounidense. En el reparto accionarial, Callaway tiene el 51,5% de la empresa y Topgolf el 48,5%.

 

Callaway cerró el tercer trimestre de 2021 con un incremento de su facturación del 79%, hasta 856 millones de dólares. Sin embargo, en el período registró unos números rojos de dieciséis millones de dólares, frente a los beneficios de 52 millones del mismo período del año pasado.

 

Hasta septiembre, Callaway facturó 2.422 millones de dólares, el doble que el año pasado, mientras que los beneficios ascendieron a 348 millones de dólares, frente a las pérdidas de 86 millones del mismo período del año del Covid-19. La compañía también aumentó sus previsiones para el ejercicio 2020, por lo que prevé terminar con una facturación de entre 3.110 millones y 3.120 millones.

 

El aumento de los ingresos se vio impulsado por las ventas de Topgolf, que se situaron en los niveles prepandemia, además de una demanda superior de la prevista de golf y actividades al aire libre. De hecho, las ventas de la compañía de campos de golf ascendieron a 334 millones de dólares, impulsado por una fuerte demanda de clientes en Estados Unidos, más reservas de las esperadas y más aperturas.  

 

Callaway Golf es uno de los mayores productores de palos de golf de Estados Unidos. La empresa echó a andar en 1984 de la mano de Ely Callaway, un empresario (y ávido jugador de golf) de LaGrange (Georgia).  En 1992 la empresa dio el salto a la bolsa de Nueva York.