Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El fabricante de ‘wearables’ Whoop levanta 200 millones en una ronda liderada por SoftBank

El proveedor de tecnología portátil triplica su valoración en comparación con el otoño pasado, hasta alcanzar 3.600 millones de dólares.

Palco23

30 ago 2021 - 16:00

El fabricante de ‘wearables’ Whoop levanta 200 millones en una ronda liderada por SoftBank

 

Whoop cierra una nueva ronda de financiación. El fabricante de wearables para medir el rendimiento físico de los deportistas levanta 200 millones de dólares en una ronda liderada por SoftBank y en la que han participado IVP, Cavu Ventures, Thursday Ventures, GP Bullhound, Cómplice, NextView Ventures y Animal Capital y con la que se ha valorado la compañía en 3.600 millones de dólares.

 

“Estamos encantados de profundizar nuestra asociación con SoftBank a medida que crecemos internacionalmente”, expone Will Ahmed, fundador y consejero delegado de Whoop. “Si bien hemos experimentado un crecimiento asombroso en el último año, el potencial de nuestra tecnología y el vasto mercado de monitoreo de la salud permanece en gran parte sin explotar”, detalla.

 

Whoop destinará esta ampliación a invertir en investigación y desarrollo de tecnología portátil, mejorar sus productos, software y análisis y expandirse internacionalmente al mismo tiempo que se posiciona para tener un papel más importante en los deportes profesionales.

 

 

La empresa norteamericana cuenta actualmente con más de 500 empleados tras cerrar 225 nuevas contrataciones en el último año y ha recaudado aproximadamente 400 millones de dólares hasta la fecha. En 2022, Whoop planea abrir oficinas en todo el mundo, incluida una nueva sede mundial en Boston, Massachusetts, donde pretende disponer de más de mil empleados.

 

El pasado enero, Whoop firmó una alianza estratégica con el circuito estadounidense de golf profesional masculino (PGA, por sus siglas en inglés), para analiza los datos de frecuencia cardíaca de los jugadores del circuito durante los próximos cinco años tras convertirse en el dispositivo portátil oficial del circuito de golf profesional.