17 Ago 2022 | 09:33

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El esquí de Aragón agrava sus crisis: Candanchú y Grupo Aramón cancelan su apertura

Las estaciones aragonesas dan marcha atrás en el regreso a la actividad tras el anuncio del Gobierno autonómico de mantener cerrada la movilidad entre provincias hasta el 12 de enero.

Palco23

19 dic 2020 - 19:00

El esquí de Aragón agrava sus crisis: Candanchú y Grupo Aramón cancelan su apertura

 

Formigal, Cerler y Valdelinares, en blanco. Las estaciones de esquí de Grupo Aramón agravan sus crisis tras la decisión del Gobierno de Aragón de mantener cerrada la movilidad entre las provincias de la comunidad autónoma para contener la segunda ola de la pandemia del Covid-19. Ante esta decisión, Grupo Aramón ha comunicado que cancela la apertura de sus estaciones, prevista para el 23 de diciembre.

 

La limitación de la movilidad condiciona la afluencia de público, motivo por el que las estaciones no consideran la apertura. La estación de Candanchú ha señalado a través de un comunicado que también pospone el inicio de la actividad, “hasta que las limitaciones de movilidad vuelvan a flexibilizarse y las condiciones meteorológicas lo permitan”.

 

 

 

 

La administración autonómica tenía previsto levantar las restricciones a la movilidad de la población el lunes 21, pero hoy ha optado por alargarlas hasta el 12 de enero por la evolución de la pandemia en el territorio.

 

“La evolución de la pandemia y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias en nuestra comunidad hacen que no se den las condiciones de apertura de nuestros centros invernales”, ha señalado Aramón a través de un comunicado. El grupo es propietario de los complejos de Formigal y Cerler, en el Pirineo de Huesca, y Valdelinares, en Teruel.

 

A finales de noviembre, Aramón presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) por fuerza mayor sobre toda su plantilla. El Erte está vigente en las tres estaciones del Pirineo y en las dos de Teruel, si bien el personal no está afectado por igual. Unos días antes, la estación de Candanchú había recurrido también a un ajuste de su plantilla a través de un Erte. La medida afecta a los 28 trabajadores fijos de la empresa.

 

Por otro lado, la estación de esquí de Sierra Nevada se prepara también para un impacto en su actividad. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, reconoció ayer que si la comunidad autónoma diera marcha atrás en la movilidad interprovincial, la estación “tendría que interrumpir la temporada, que comenzó ayer, viernes.

 

El mandatario afirmó que “en el momento en que cerremos el movimiento entre provincias” es “difícil que permanezca abierta” la estación de esquí porque no habría “clientes”.