22 May 2022 | 15:16

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El dueño de Tennis-Point cierra 2021 con un alza en ingresos del 24%, pero pierde 46 millones

El principal motivo de las pérdidas del grupo se debe que tanto la salida a bolsa a finales de año y las adquisiciones de Wiggle CRC y Tennis Express se realizaron con el ejercicio fiscal ya cerrado.                     

El dueño de Tennis-Point cierra 2021 con un alza en ingresos del 24%, pero pierde 46 millones
En el último trimestre del año, la facturación de Signa Sports United alcanzó 247 millones de euros, un alza del 10% interanual

Palco23

26 ene 2022 - 16:31

Signa Sports United aumenta sus ingresos exponencialmente, pero continúa en pérdidas. La compañía alemana de equipamiento deportivo, que dentro de su cartera tiene a empresas como Tennis-Point, cerró el ejercicio 2021 (finalizado a 30 de septiembre) con un aumento del 24% en su facturación, hasta 872 millones de euros. Aun así, la empresa aumentó sus pérdidas un 77%, hasta 46 millones de euros.

 

El grupo alemán ha más que duplicado su cifra de negocio respecto al periodo prepandemia, concretamente en un 62%, después de cerrar un curso marcado por las adquisiciones y la salida a bolsa.

 

En el último trimestre del año, la facturación de Signa Sports United alcanzó 247 millones de euros, un alza del 10% interanual “a pesar de las dificultades que encontramos en la cadena de suministro para entregar bicicletas”, señala la compañía en un comunicado.

 

La compañía alemana también alcanzó un incremento significativo en cuanto a número de clientes se refiere. A cierre del ejercicio, Signa Sports United rebasó los cinco millones de usuarios, un 32% más que en 2020. Pese a ello, el ticket medio por cliente descendió un 0,5% respecto al año anterior, situándose en una media de 101 euros por cliente.

 

 

 

 

El cierre en números rojos se debe, principalmente, a que las adquisiciones de Wiggle CRC y Tennis Express, junto con su salida a bolsa se realizaron una vez el ejercicio ya había concluido. Por ello, no pudo incluir los ingresos que las transacciones iban a reportar a la empresa, cifradas en prácticamente 430 millones de euros brutos.

 

De cara al ejercicio en curso, la compañía ha alzado sus previsiones de ingresos hasta 1.500 millones de euros, aunque la cifra de negocio estará marcada por las presiones de la cadena de suministro. “Hay una gran incertidumbre relacionada con la demanda de los consumidores en un contexto inflacionario y con el Covid-19 de por medio”, señala Signa Sports United.

 

Además, la empresa ha anticipado que en el primer semestre del año fiscal se “verá un crecimiento orgánico negativo sobre una base pro forma; compitiendo con las limitaciones de suministro de bicicletas”. Es por ello que la compañía no prevé regresar a su crecimiento orgánico hasta el tercer trimestre del ejercicio en curso.