23 May 2022 | 05:15

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

El ‘boom’ del ciclismo se desinfla: Spiuk prevé reducir su facturación un 10% en 2022

La compañía española, especializada en la producción de prendas y equipamiento para ciclismo, cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 12,4 millones de euros, frente a los 9,7 millones de euros de volumen de negocio de 2020.

El ‘boom’ del ciclismo se desinfla: Spiuk prevé reducir su facturación un 10% en 2022
La empresa también se ha visto afectada por la ruptura de la cadena de suministro y la escalada del coste de la electricidad, que está impactando en la rentabilidad de la compañía.

Albert Ferrer

29 abr 2022 - 05:00

Spiuk rompe su racha de crecimiento. La compañía, especializada en la producción de prendas y equipamiento para ciclismo, prevé cerrar este ejercicio con un descenso de las ventas del 10%, poniendo fin a un periodo de expansión que se mantuvo incluso en el año del Covid-19.

 

La empresa cerró 2020 con un crecimiento del 35%, hasta 9,7 millones de euros, y en 2021 rebotó otro 27,8%, hasta 12,4 millones de euros. Para este año, anticipa un descenso del 10%, hasta 11,2 millones de euros.

 

“Aunque sigue habiendo una gran demanda de ciclismo, hemos notado que, tras haber recuperado la normalidad, hay un importante gap entre la práctica y el consumo de productos”, argumenta Javier Martínez, director comercial de la empresa, a Palco23.

 

La empresa también se ha visto afectada por la ruptura de la cadena de suministro y la escalada del coste de la electricidad, que está impactando en la rentabilidad de la compañía.

 

Spiuk tiene sus orígenes en Exclusivas Gabbi, una distribuidora de marcas puesta en marcha en 1995. Dos años después, la compañía viró su estrategia y lanzó su marca propia, a la que ahora se dedica íntegramente.

 

 

 

 

La compañía empezó vendiendo calcetines y, al cabo de un tiempo, fue ampliando la línea de producto hasta especializarse en la categoría de ciclismo, donde cuenta con cuatro segmentos de producto distinto: textil, gafas, calzado y cascos.

 

Spiuk tiene el grueso de su producción externalizada en Asia, aunque también cuenta con una fábrica en Llodio (Álava), donde fabrica sus artículos textiles. Su sede y almacén se encuentra en la localidad vizcaína de Orozco.

 

El 70% de la facturación procede del canal multimarca, principalmente Decathlon, Forum Sport, Decathlon y El Corte Inglés.

“A pesar del auge que ha experimentado el canal online en los años de pandemia, nuestro foco sigue estando en el canal offline, que es el canal más natural para nosotros”, destaca el ejecutivo.

 

 El 30% de la facturación restante procede del canal online. Spiuk no cuenta con ecommerce propio ni se plantea abrirlo en un futuro a medio plazo, sino que distribuye sus artículos a través de varios marketplaces .

 

En la actualidad, Spiuk opera en más de treinta países, la mayor parte son europeos. Francia, Italia y Reino Unido son los mercados más importantes para la empresa. Las ventas internacionales representan el 24% del total, mientras que España copa el 76% restante.

 

“Somos líderes en España, pero es complicado replicar la misma posición en otros países donde existen empresas como nosotros y es más complicado hacernos fuertes”, detalla el director comercial de la empresa. La empresa cuenta con una plantilla total de 30 empleados.