24 May 2022 | 10:24

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Dunlop Sports relanzará su oferta de calzado y textil en España tras la llegada de Sumitomo

La marca deportiva, comprada a finales de 2016 por el grupo japonés, confía en dar un vuelco a su estrategia en el mercado ibérico, donde aspira a facturar cinco millones de euros.

Guillermo G. Recio

26 ene 2018 - 04:57

Aunque la operación corporativa se produjo en 2016, los resultados no empezarán a verse hasta este año

 

 

Dunlop Sports confía en dar un impulso a su negocio en 2018. La marca, que lleva en el mundo del tenis más de cien años, afronta un nuevo escenario para los próximos años a nivel mundial, con una estrategia a largo plazo tras su adquisición por parte del grupo nipón Sumitomo. En la Península Ibérica, su objetivo es rebasar los cinco millones de ingresos en España y Portugal, ya que en los últimos años se han quedado en 4,7 millones, según el Registro Mercantil.

 

El recientemente nombrado director general de la filial ibérica de Dunlop Sports, Richard Jackson, explica a Palco23 que desde 2004, cuando Sports Direct compró la marca, “se ha seguido una política agresiva de precios y productos que desvirtúan la marca, como maletas Dunlop, por ejemplo”. “No se ha invertido en desarrollo de producto ni en márketing”, critica.

 

Sin embargo, se muestra confiado desde la llegada de los nuevos dueños de la marca deportiva, que ya controlaban la firma de neumáticos Dunlop y pagaron 112 millones de libras (127,5 millones de euros) a la compañía de Mike Ashley. La separación entre el negocio deportivo y el de automóviles llegó en la década de los ochenta con la crisis del caucho y ahora el destino ha vuelto a unirlas, aunque cada una desde su perspectiva.

 

 

 

 

Uno de los principales cambios vendrá en la distribución, ya que al no pertenecer a Sports Direct, que es competidor de otros retailers, la gestión de la marca “será más fácil”. Jackson explica que aunque el anuncio de la operación corporativa se produjo a finales de 2016, no se aprobó hasta mediados de 2017, por lo que será 2018 el primer año bajo el control de Sumitomo.

 

Por el momento, trabajan con grandes cuentas como El Corte Inglés, Sprinter, Forum Sport, Base Detall Sports e Intersport, pero han puesto la esperanza en el pádel para crecer, aunque la distribución sea más difícil que en deportes como el tenis. Entre estas dos disciplinas, España suma 139.000 federados a los que atacar.

 

“Somos una marca que apostó por el pádel hace 20 años y tenemos una posición de fuerza en mercados internacionales que otras empresas españolas no tienen”, señala Jackson. Además, “ofrecemos todo tipo de palas para amteurs, profesionales y niños”, algo que les permite ensanchar su público objetivo.

 

En España, “en los últimos años hemos crecido mucho pero se han notado varias señales de estancamiento, como el desenlace de Padelmanía”, que fue enviada a liquidación y ha sido finalmente comprada por Time2Padel. “Hay una saturación de marcas tremenda”, apunta, sobre un temor que comparten muchas otras compañías.

 

 

 

 

Desde España gestionamos todo el pádel en las filiales de Holanda, Italia, Inglaterra, Alemania, Francia y estamos en más de 20 países”, incluyendo algunos de los que tienen más potencial, como son “Portugal, Suecia e Italia”. Ahora, “con la nueva situación de grupo, se reforzará el calzado y el textil, que era una estrategia muy clara y en los últimos años no teníamos el apoyo necesario detrás”.

 

En estos momentos, cubren con material técnico a dos jugadores del circuito profesional, Juani Mieres y Patty Llaguno, que a su vez son embajadores de Joma en calzado y textil. “Con el nuevo impulso de Sumitomo quizás podamos ampliar nuestra presencia y visibilidad en el World Padel Tour”, señala, y entrar como socios en una competición en la que ya están competidores como Adidas All for Padel, Bullpadel, Head y Babolat.

 

En España, donde cuentan con siete empleados, los cambios llegaron con el traslado de su sede para el Sur de Europa a El Prat de Llobregat (Barcelona). La empresa dejó las oficinas de uno de los recintos empresariales de Sant Cugat del Vallés para establecerse en el polígono Mas Blau, muy cercano al Aeropuerto de Barcelona-El Prat y donde ya están otras firmas deportivas como Mizuno, Technogym y Amer Sports. Desde aquí también se controlan directamente los contratos de distribución en Grecia, Norte de África, África occidental, Turquía, y la zona de los Balcanes.