21 Ene 2022 | 13:03

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

DropShot triplica sus ingresos y pone el foco fuera de España tras firmar a Pablo Lima

La compañía española de pádel, que fabrica tanto palas como material textil, encara el nuevo curso con la intención de tener presencia en medio centenar de países de todo el mundo tras el ‘boom del deporte.              

DropShot triplica sus ingresos y pone el foco fuera de España tras firmar a Pablo Lima
Actualmente la mitad de los ingresos de la compañía provienen de las ventas internacionales

A.Ferrer

12 ene 2022 - 05:00

DropShot capitaliza el boom del 20x10. La empresa española de equipamiento de pádel ha cerrado el ejercicio 2021 (finalizado a 31 de diciembre) triplicando su facturación respecto al año anterior y cosechando un récord histórico, ingresando hasta nueve millones de euros.

 

Además, fruto de la expansión de la compañía, DropShot ha llegado a un acuerdo para fichar a un ex número uno del circuito profesional, el brasileño Pablo Lima, quien recientemente ha roto su vinculación con Asics Padel.

 

De este modo, la empresa usará la imagen del profesional para abrirse paso en mercados donde el pádel está en plena expansión, como es el caso del propio Brasil, Argentina, Emiratos Árabes o Alemania, entre otros.

 

Uno de los principales objetivos que se ha marcado la enseña de cara al ejercicio actual pasar por alcanzar el medio centenar de países donde DropShot tenga presencia, siempre a través de distribuidores locales.

 

“Ni en nuestros mejores sueños pensábamos que seríamos capaces de alcanzar unas ventas como las de este curso”, explica a Palco23 Javier Morcillo, director comercial de DropShot. Según las primeras estimaciones, la empresa ha vendido más de 65.000 palas a lo largo del ejercicio 2021, que tienen un rango de precios desde los sesenta euros hasta los 340 euros.

 

 

La crisis del supply chain también ha hecho estragos en la compañía, que ha visto como, a medida que la demanda aumentaba, la falta de materias primas como el carbono provocaba un retraso en las entregas programadas a los distintos proveedores de DropShot. A pesar de diseñar los productos en España, la compañía fabrica las palas en Pakistán.y los productos textiles en China.

 

“Desde hace tiempo contamos con una filosofía de venta distinta a la competencia; contamos con setenta tiendas propias manejadas por los clubes de pádel, que actúan como intermediarios”, explica el ejecutivo. De este modo, los clubes solo se encargan de vender el producto, puesto que el princing, el etiquetado u otros factores corren a cargo de DropShot. “Nuestro objetivo reside en no abrir una guerra de precios con nuestros distribuidores, ya que nos ayudan a expandir la marca”, añade.

 

Actualmente la mitad de los ingresos de la compañía provienen de las ventas internacionales, un 30% de la distribución a terceros como El Corte Inglés, Tennis Point o Forum Sport, y un 20% repartido a partes iguales entre el ecommerce y el negocio nacional de tiendas propias.

 

Las oficinas de DropShot se encuentran en Las Rozas (Madrid), donde también cuenta con instalaciones logísticas, que corren a cargo de una empresa externa. En la sede de la compañía trabajan prácticamente una decena de empleados.