Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Insight Equipamiento deportivo: actores, claves y desafíos

De Joma a Orbea, el mapa de las principales marcas del deporte español

España cuenta con varios operadores locales en el segmento outdoor, aunque también tiene potencia con enseñas históricas en deportes como el fútbol o el ciclismo.

Miquel López-Egea

24 nov 2020 - 04:52

De Joma a Orbea, el mapa de las principales marcas del deporte español

 

 

En todas las casas de España ha habido siempre balones, zapatillas deportivas y quizás alguna bici o raqueta. Pero nunca antes se habían colado con esta fuerza los rodillos, la ropa técnica o las bicicletas estáticas. La pandemia ha dejado al mundo sin muchas más opciones de ocio que ver Netflix o hacer ejercicio en casa. Y los operadores del sector lo han aprovechado.


Conoce quién es quién en el negocio de la moda y el equipamiento deportivo y cómo se está transformando en España en el Insight Equipamiento deportivo: actores, claves y desafíos, patrocinado por Openbravo.

 

 


 

El deporte made in Spain mantiene posiciones. Sin la dimensión mastodóntica de la estadounidense Nike ni la presencia global de la alemana Adidas, y a años luz de campeones españoles de la moda como Inditex, Mango o Tendam, las marcas españolas de moda y equipamiento deportivo encuentran su espacio en deportes como el fútbol, el outdoor y el ciclismo.

 

Estos son algunos de los segmentos en los que se especializan marcas que en las últimas décadas han proliferado sobre todo en País Vasco, Madrid, Valencia y Cataluña. Más recientemente, el crecimiento del pádel ha ido de la mano del desarrollo de varias marcas que se han hecho un hueco en el mercado español y en el internacional. Mientras la mayoría de las empresas atacan a nichos específicos, la gran excepción la representa El Corte Inglés a través de Boomerang, que apuesta por una oferta multideporte.

 

El segmento outdoor, en el que las marcas nacionales han tenido tradicionalmente un fuerte arraigo en todo el mundo, es uno de los que cuenta con más firmas españolas de relevancia.

 

 

 

 

De Ternua a Joluvi, quién es quién en el textil outdoor

Ternua Group, empresa controlada por la familia Lasa, es uno de los mayores operadores en este segmento. Con una facturación que superó los 26 millones de euros en 2019, la empresa tiene como presidente a Juan Luis Lasa y como director general a Jokin Umerez.

 

Con sede en Mondragón (Guipúzcoa), la compañía cuenta con más de 200 empleados, tres plataformas logísticas, cuatro centros de producción y distribuye su marca en más de cincuenta países. Además de la propia Ternua, el grupo también es dueño de las firmas Astore, especializada en deporte urbano, y Lorpen, que fabrica calcetines de montaña de alta gama. En moda, también es dueño de Loreak Mendian.

 

Ternua Group tiene estructura en América, con filial en Toronto, oficina comercial en Utah y planta de producción y logística en Puebla, en México. También en Europa, con la sede central y el centro logístico de Mondragón, filial y fábrica en Etxalar (Navarra), oficinas en Annecy (Francia), Munich y Ámsterdam, y en Asia, con logística y compras en Hong Kong.

 

 

 

 

Trangoworld, especialista en prendas de alta montaña, fue fundada en 1928 por Narciso Hidalgo y Álvaro Artiach. Con sede en Zaragoza, Miguel Ángel Hidalgo es su presidente y Diego Hidalgo, su consejero delegado desde el año pasado, cuando sustituyó en el cargo a Manuel Lucea. La empresa tiene presencia en más de cuarenta países, exporta el 65% de sus productos y facturó 16 millones de euros en 2019.

 

La marca Izas, con sede en Cuarte de Huerva (Zaragoza), fue fundada en 1990. Pilotada por Manuel Domínguez, su fabricación se realiza totalmente en Asia, con China, India, Bangladesh y Vietnam como principales polos de producción. La compañía vende productos a Europa y al resto del mundo. En 2019 facturó 7,5 millones de euros y puso rumbo al mercado estadounidense y latinoamericano.

 

Otro operador del sector es el Grupo Excens, con sede en Barcelona y que tiene a Ricard Novel como consejero delegado. La compañía, que también es distribuidora de marcas como Fischer, Smith, Barts, Level y Polaroid, es propietaria de las marcas Trrs, Hebo, Clean, Matt y Grifone, fundada en 1984.

 

Altus, fundada en 1945 y con sede en Zaragoza, y Joluvi, con sede en Corvera (Asturias) y fundada en 1984, son otras marcas españolas fabricantes de textil outdoor. A este grupo de compañías se le suman varias marcas de calzado y complementos especializadas también en producto para las actividades al aire libre y en la montaña.

 

 

 

 

Uno de los mayores operadores de este segmento es Buff, fundada por Joan Rojas en 1992 y especializada en tubulares. David Camps es consejero delegado de la empresa con sede y fábrica en Igualada (Barcelona). La compañía cuenta con 400 trabajadores y tiene filiales en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Alemania.

 

El pasado abril la empresa cerró su último ejercicio fiscal con unos ingresos de 52,5 millones de euros y en el presente ejercicio prevé alcanzar 73 millones de euros. El 40% del negocio de Buff corresponde al canal multimarca gestionado directamente, otro 40% a distribuidores internacionales y un 20% a ecommerce.

 

 

 

 

Chiruca, fundada en 1965 por Joan Fontfreda, es otra marca del sector en calzado especializada en montaña. Carlos Abad es consejero delegado de la empresa. Con sede en Arnedo (La Rioja), Chiruca tiene presencia en 46 países y cerró 2018 con una facturación de 13 millones de euros. El 70% de las ventas se producen en España, donde está presente en 1.800 puntos de venta.

 

Por su parte, Bestard, fundada en 1940 y con sede en Lloseta (Mallorca), es otra marca de calzado impulsada por la familia del mismo nombre, que todavía controla la compañía.

 

Dentro de este grupo de compañías especializadas en el segmento outdoor una de las más fuertes a escala global es Laken, fundada en Murcia en 1912 y con presencia en más de sesenta países. La empresa, especializada en cantimploras, obtuvo 10,22 millones de euros de facturación en 2019 y exporta el 85% de su producción. Su gerente es Gabriel Nieto.

 

 

 

 

 

Nombres españoles en el deporte rey

El calzado y la moda españoles no se han quedado fuera del deporte rey. En este sentido, uno de los agentes más destacados es Joma, que nació en 1965 como una fábrica de calzado deportivo. Fundada por Fructuoso López, que continúa como presidente, la empresa tiene su sede central en Portillo de Toledo.

 

Joma cerró 2019 con una facturación de 250 millones de euros, un 15% más que el año anterior. El 40% de sus ventas proceden del extranjero, principalmente de Italia, Francia, Reino Unido y Europa del Este. Actualmente cuenta con 400 empleados y seis filiales en Estados Unidos, Brasil, México, Italia, China y Panamá.

 

 

 

 

Kelme, fundada por Diego y José Quiles en 1963, tiene su sede central en Elche. Carlos García Cobaleda es actualmente su primer ejecutivo. La empresa es propiedad de la compañía china Yuanxing, que en marzo del año pasado cerró la compra del 80% de la sociedad, valorándola en 300 millones de yuanes (39 millones de euros). La compañía tiene presencia en más de cuarenta países y está especializada en calzado y textil de fútbol y pádel.

 

Luanvi fue fundada en 1970 y tiene sede en Paterna (Valencia). Su actual presidente es Vicente Tarancón, uno de los fundadores de la compañía. A lo largo de su historia ha vestido a equipos como el Valencia CF, el Villarreal CF, el Levante UD, el CD Tenerife, el Real Zaragoza y el Deportivo Alavés. La compañía valenciana facturó 11,66 millones de euros en 2018, tiene presencia en más de cuarenta países y las exportaciones representan un 20% de sus ventas.

 

Rasan es una marca especializada en fútbol y fútbol sala que ha tenido presencia en más de 500 camisetas del fútbol nacional. Fue fundada en 1978 y es propiedad de Profi Creaciones Deportivas, empresa con sede en Rafelbunyol (Valencia). José Sánchez es su director general.

 

En fútbol también destaca Austral, con sede en Maliaño (Cantabria) y fundada en 1976. La compañía fabrica equipamiento para fútbol, pero también para deportes como triatlón, baloncesto o atletismo.

 

El país cuenta con otras marcas históricas como Cejudo, ubicada en Valverde del Camino (Huelva) y fundada en 1925, o Paredes, con sede en Elche y fundada en 1954. Astore, de Ternua Group, y la madrileña Colligan, fundada en 2004, son otras dos marcas con presencia en este deporte.

 

 

 

 

Las reinas de la piscina

En natación, España también cuenta con marcas de referencia. Una de ellas es Turbo, fundada en 1959 y con sede en Barcelona, y que se especializa en producto para natación, waterpolo y triatlón. La empresa está controlada por la familia Massó, fundadora de la compañía, y tuvo una facturación de 8,2 millones de euros en 2019, con un ratio de exportaciones del 58%.

 

Comercial Group, con sede en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) y fundada en 1989, tiene a Juan Carlos Souweine como consejero delegado. La empresa, especializada en gorros y textil de natación, así como en la personalización de estos productos, está presente en más de sesenta países.

 

 

A rueda del ciclismo

El ciclismo goza de un particular protagonismo entre las marcas españolas de fabricación y equipamiento deportivo. Uno de los nombres propios es BH, con sede en Vitoria, que es una marca histórica de ciclismo que facturó 51,39 millones de euros en 2019. La empresa es propiedad de la familia Beistegui, que la fundó en 1909, y actualmente está dirigida por Unai de la Fuente.

 

La empresa obtiene en los mercado internacionales el 66% de su facturación y prevé que su negocio crezca un 17% este año a causa del boom del ciclismo, hasta alcanzar una cifra de negocio de 60 millones de euros. La empresa fabrica en España, Portugal y China y es propietaria también de BH Fitness, especializada en fabricación de equipamiento para gimnasios.

 

 

 

 

Orbea, por su parte, es el gigante nacional de la fabricación de bicicletas. La empresa, con sede central en Mallabia (Vizcaya), entró en el negocio de la bicicleta en 1930 y actualmente  pertenece a Corporación Mondragón. La compañía, cuyo director general es Jon Fernández, facturó 127,5 millones de euros en 2018, según los últimos datos disponibles.

 

La empresa, que ensambla sus productos en Portugal y el País Vasco, exporta el 75% de su producción y tiene presencia en todo el mercado europeo, así como en Estados Unidos. Además, tiene filiales en ocho países.

 

Otra de las empresas importantes de ciclismo es Berria Bike, de Albacete, fundada por los hermanos Vitoria. España también cuenta con empresas destacadas en el sector del textil, calzado y accesorios de ciclismo. Un ejemplo es Luck: fundada en 1990, es un fabricante de zapatillas de ciclismo que tiene sede en Arnedo (La Rioja). Juan José Pascual es su director general y fundador.

 

Spiuk, con sede en Orozco (Vizcaya) y fundada en 1997, es una marca de textil y accesorios. Tiene filiales en Francia, Italia, Reino Unido, Portugal y Países Bajos y facturó 7,2 millones de euros en 2019. Javier Martínez es el máximo responsable de la empresa. Otro operador destacado en el textil para el ciclismo es Gobik, fabricante murciano fundado en 2010 y con sede en Yecla.

 

 

 

 

Sneakers made in Spain

Munich, con sede en el municipio catalán de Capellades, es una de las marcas de calzado urbano con más trayectoria en el país. Fundada por la familia Berneda en 1930, el grupo catalán se centró en sus primeros años en el calzado para deportes de pista como el fútbol sala o el balonmano, pero inició una transformación de la mano de la segunda generación familiar, liderada por los hermanos Xavier y David Berneda, posicionándose en el segmento lifestyle. Actualmente, Munich cuenta con veinte tiendas y actividad en más de 40 países. En 2019, la empresa facturó 44,4 millones de euros.

 

Por su parte, J’Hayber inició su trayectoria en 1972 en Elche de la mano de Rafael Bernabéu con el lanzamiento de su primera zapatilla deportiva, llamada Antorcha. La empresa facturó más de 17 millones de euros en 2019. En la actualidad opera en 21 mercados, que aportan el 15% de su cifra de negocio.

 

Además del mercado urbano, tiene presencia en el mercado de pádel después de potenciar este segmento el año pasado. Actualmente, exporta sus artículos para pádel a Francia, Portugal, Italia, Alemania y Suecia, así como a Paraguay, Chile, Argentina, Noruega y próximamente, a Brasil.

 

 

 

John Smith es otra de las principales marcas del sector. La enseña española salió al mercado en 1970 con su modelo 412, que se mantiene hasta ahora. Esta es una de las marcas propias de la empresa Aguirre y Cía, controlada por la familia Aguirre Fernández-Cobaleda, fundada en 1951 y que actualmente combina la explotación de marcas propias con la distribución de terceras enseñas en deporte, caza y armamento.

 

Aguirre y Cía, con sede en Madrid, opera con doce marcas y tiene presencia en una decena países con más de 2.500 clientes (entre ellos El Corte Inglés, Decathlon o Sport Zone), con un volumen de 40.000 pedidos al año. Además de John Smith, tiene las marcas de pádel Bullpadel, fundada en 1995, EME, fundada en 2008, y la marca de textil de outdoor +8000. Alfredo Peñalver es actualmente el director general de la compañía.  

 

 

 

 

Tras el filón del pádel

Además de las mencionadas Kelme, J’Hayber y las dos marcas de Aguirre y Cía, Eme y Bullpadel, otra marca de pádel presente en el mercado es Nox, enseña de JJ Ballvé Sports, con sede en la localidad catalana de Esplugues de Llobregat (Barcelona).

 

La empresa de palas, paleteros, mochilas, ropa y accesorios de pádel fue fundada en 2008 por Jesús Ballvé, su consejero delegado, y lanzó su primera colección al año siguiente. Actualmente tiene presencia en 25 países.

 

Este noviembre, la marca, patrocinadora de World Padel Tour ha lanzado al mercado su propia agencia de eventos y viajes vinculados al sector del pádel, bajo el nombre Nox Padel Travel. La compañía ofrece servicios de organización de eventos, paquetes de viaje ya definidos y a medida.