26 May 2022 | 13:36

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Camino a Pekín 2022

De Anta a Adidas: la moda deportiva toma posiciones en otros Juegos deslucidos

Australia y Estados Unidos han anunciado un boicot diplomático a los juegos, pero los gigantes de la moda deportiva volverán a estar presentes. La mayoría de acuerdos proceden ya de anteriores ediciones de los Juegos Olímpicos.

De Anta a Adidas: la moda deportiva toma posiciones en otros Juegos deslucidos
Se teme además un ligero desgaste en las audiencias por tener lugar sólo seis meses después de apagarse la llama olímpica de Tokio 2020.

Ainoa Erdozain

01 feb 2022 - 05:00

La moda busca su hueco en la próxima cita olímpica, aunque no sin dificultades. Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 darán su pistoletazo de salida el próximo 4 de febrero y gigantes de la moda y el deporte volverán a vestir a las principales delegaciones, aunque en unos Juegos de nuevo deslucidos por la pandemia y entre la presión de boicot de países como Estados Unidos o Australia.

 

Los Juegos comenzarán este viernes sin ningún representante del Gobierno estadounidense ni australiano, que anunciaron el año pasado un “boicot diplomático” a los juegos por los abusos a los derechos humanos y las libertades democráticas en Hong Kong y Xinjiang.

 

Marcas que durante el año pasado se posicionaron en contra de estos abusos, como Nike, Adidas o H&M, sufrieron duros boicots por parte de los clientes chinos durante el año pasado, aunque algunas de ellas sí estarán presentes en los juegos.

 

Además, la competición se verá de nuevo afectada por las sucesivas olas de coronavirus y las restricciones impuestas por el Gobierno de Pekín, que mantiene una política de Covid Cero. Los Juegos se tendrán que jugar a puerta cerrada y con restricciones, con estrictas regulaciones por parte de las autoridades, lo que supondrá un golpe en la visibilidad de las marcas.

 

Se teme además un ligero desgaste en las audiencias por tener lugar sólo seis meses después de apagarse la llama olímpica de Tokio 2020. En 2018, un 58% de la población siguió los Juegos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) en la televisión en abierto y de pago en los principales mercados de Discovery en toda Europa, alcanzando cuotas de pantalla de más del 90% en países como Suecia y Noruega, favoritos en el medallero para este evento. 

 

La mayoría de contratos de equipaciones se mantienen vigentes desde los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero hay algunas novedades, como Suiza, que ha apostado por equiparse con un proveedor local.

 

 

Anta, el gran anfitrión

Anta será la gran protagonista del evento. La marca china de equipamiento deportivo firmó en 2019 un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI) para vestir a todos sus miembros desde los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio hasta los de Invierno de Pekín.

 

Anta vestirá también a la delegación local y será la primera marca china en patrocinar un evento olímpico en su mercado local. Incluso el diseño de la equipación marca un hito en el país: es la primera vez que se permite el uso de la bandera nacional para la ropa de los atletas.

 

Aun así, el uniforme chino no ha estado exento de críticas, ya que un mes antes de la celebración del evento, la delegación recibió más de 2.000 conjuntos de ropa deportiva, incluyendo guantes de esquí, gorros y protectores auditivos, que estaban hechos con algodón de Xinjiang y pelo de camello de la región occidental de Asia, donde la minoría uigur es sometida a trabajos forzados. Aun así, el COI declaró el pasado 22 de enero que los uniformes no implicaron este tipo de prácticas.

 

 

España repite con Joma

Joma será la firma encargada, otro año más, de vestir a la selección española de los Juegos Olímpicos, de la mano del diseñador zaragozano José Luis Tihista. Desde 2015, Joma es la marca patrocinadora y suministradora exclusiva de la uniformidad para todas las competiciones en las que participen los equipos del Comité Olímpico Español (COE).

 

La empresa vistió por primera vez al equipo nacional en 2016, en los Juegos Olímpicos celebrados en Río de Janeiro (Brasil) y también estuvo presente en la edición de los Juegos Olímpicos de Invierno, celebrados en Pyeongchang (Corea del Sur) en 2018. Además, la compañía también acompañó a los deportistas en la última edición, celebrada el año pasado.

 

La firma, que completará este año su participación en tres Juegos Olímpicos, diseñará tres conjuntos para el COE que los atletas vestirán en el desfile, en el paseo y en el pódium, incluyendo un calzado de edición especial.

 

La delegación española que competirá en los juegos de invierno está compuesta por catorce deportistas: nueve de la nueve de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (Rfedi) y cinco de la Real Federación Española de Deportes de Hielo (Rfedh), acudiendo con un deportista más que en la última edición de Corea del Sur, en la categoría de deportes de nieve.

 

 

shiffrin 980

 

 

Estados Unidos viste del ‘American dream’

Pese al boicot diplomático, la delegación estadounidense (el segundo país con más medallas en los juegos) sí acudirá a los Juegos de Pekín, vestida de nuevo de Ralph Lauren, su proveedor desde 2013. 

Los trajes diseñados para la ceremonia de inauguración cuentan con tecnología para mantener la temperatura corporal de los deportistas y también incluye ropa íntima con una capa interior de tejido inteligente, capaz de regular la temperatura sin necesidad de batería.

 

Esta colección se ha creado en colaboración a Skyscrape, una empresa especializada en tecnología térmica que ya se usó en los Juegos Olímpicos de Verano en Tokio y los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

 

Kim Kardashian también ha vuelto a ser la elegida para proporcionar ropa íntima a la delegación estadounidense. Como ya hizo en los Juegos Olímpicos de Tokio, la firma de íntimo Skims, impulsada por la celebrity, proveerá a la selección con sudaderas, calcetines, camisetas, vestidos deportivos, topsshortsboxers y panties.

  

Anta vestirá a la delegación china, siendo la primera vez que una marca nacional patrocina un evento olímpico local

 

 

Uniqlo, en territorio H&M

La delegación sueca, una de las favoritas, vestirá de nuevo de Uniqlo en los Juegos Olímpicos de 2022, después de aliarse ya en los Juegos de Verano de Tokio. Además, la compañía japonesa también ha diseñado ropa de competición específica para los deportes de esquí libre, snowboard de estilo libre, moguls y curling. El 80% de la colección está formada por materiales reciclados como el nailon, el poliéster y el plumón, al igual que en la colección creada para Tokio 2020.

 

suiza jjoo 980

 

 

Suiza se estrena con un proveedor local

La empresa suiza Ochsner Sport, especializada en ropa y calzado para el deporte activo, vestirá al equipo suizo con su marca Albright, siendo esta la primera vez en la historia que la delegación del país vestirá ropa de un patrocinador nacional en los Juegos Olímpicos.

 

La compañía, cuyos orígenes se remontan a 1928, es la mayor cadena de mod ay equipamiento deportivo de Suiza, y cuenta con ochenta tiendas en todo el país. La empresa también es patrocinadora de varios esquiadores como Beat Feuz, Carlo Kanka o Mélanie Meillard y está presente con varios patrocinios en fútbol. 

 

Rusia, fiel a Zasport

Rusia, otro de los favoritos, volverá a vestir as u delegación de Zasport, el proveedor oficial del equipo olímpico desde 2017. Ni el logo ni la bandera estarán presentes en la ropa: en su lugar figurarán las tres llamas del Comité Olímpico Ruso en rojo, blanco y azul, los colores nacionales.

 

Lululemon se acerca a la nieve

Lululemon, cuyos orígenes se encuentran en la ropa para la práctica del yoga, extiende su alcance con la equipación de la delegación canadiense en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín.

 

El comité olímpico canadiense y la empresa, una de las de mayor crecimiento dentro de su sector, firmaron un acuerdo el año pasado que abarca hasta los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Los Ángeles 2028, vistiendo también a los atletas en los Juegos Olímpicos de 2024, previstos para tener lugar en París.

 

 

 

 

Gran Bretaña, con Adidas

La delegación británica vestirá uniformes deportivos diseñados por el gigante alemán Adidas, en colaboración con la organización Parley for the Ocean. A su vez, en las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, los deportistas de la delegación británica llevarán una colección limitada de punto diseñada por la firma Ben Sherman, que cogió el relevo a Stella McCartney el año pasado para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Ben Sherman ya firmó la indumentaria oficial que llevó el equipo británico en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004.

 

Italia repite con Armani, Francia se estrena con Le Coq Sportif

Entre los patrocinadores que repetirán se encuentran también Emporio Armani, que tiene un acuerdo con la delegación italiana desde 2012 y hasta 2022. En cambio, Francia vestirá de nuevo de Le Coq Sportif por primera vez en cincuenta años.