06 Dic 2021 | 13:46

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Comercial Group: el rey de los gorros de natación ‘made in Spain’ encara la recuperación post-Covid

En 2019, la empresa obtuvo una cifra de negocio de 6,9 millones de euros y un resultado neto de 60.821 euros. En un año normal fabrica un millón de bañadores al año.  

M. L-E.

15 jun 2021 - 04:56

Comercial Group reduce su negocio un 50% por el Covid y se fija volver al crecimiento en 2022

 

 

Un millón de bañadores y dos millones de gorros salen cada año de España para las piscinas de todo el mundo. Comercial Group fue fundada en 1989 por el empresario Juan Carlos Souweine, procedente de la industria del caucho, y hoy es uno de los mayores grupos de su sector a escala mundial. Tras el golpe del Covid-19, la empresa prevé volver al crecimiento en 2022.

En 2020, la compañía contrajo su negocio un 50% a causa del golpe de la pandemia y del cierre de las instalaciones deportivas, aunque logró mantener los números negros. Antes de la pandemia, la empresa facturaba 6,9 millones de euros. En el año anterior, la empresa obtuvo  un resultado neto de 60.821 euros.

 

Tras el Covid-19, la empresa ya mira con optimismo el futuro. De cara a 2021, “estamos viendo una recuperación del mercado y parecemos que vuelve la producción, por lo que esperamos que sea un año de inflexión”, comenta Carolina Souweine, adjunta a gerencia, a Palco23. “La facturación dependerá de las piscinas que estemos abiertas, pero confiamos en que 2022 estemos ya en recuperación y creciendo; no llegaremos al negocio de 2019”, añade. La empresa esquivó los números rojos en 2020 y se mantendrá en beneficio este año. 

 

En un año de normalidad, la empresa fabrica un millón de bañadores, dos millones de gorros y 700.000 gafas y otros accesorios. En total, realiza cinco millones de impresiones y da servicio a terceras empresas. El precio medio del producto es de entre cinco y diez euros, aunque depende de la cantidad de impresiones que tenga cada gorro, que puede oscilar entre cuatro y cinco, en función de lo que demande el cliente. “Solemos hacer colecciones para marcas o clubes, según la necesidad que tengan y si tiene que ir a un público de alta competición, de entrenamiento o de iniciación”, comenta la directiva, recordando que “somos muy fuertes en este segmento”.

 

 

 

 

La compañía cuenta con tres naves en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), localidad donde tiene las oficinas, fábrica, diseño y almacén.“ Ha bajado la facturación porque nos han cerrado las piscinas, si un país abría piscinas, teníamos demanda”, subraya Souweine. “Poco a poco hemos ido retomando toda la producción y en mayo empezamos a recuperar el personal porque habíamos bajado a un turno, pero ahora ya volvemos a tener dos”, comenta.

 

En 2019, Comercial Group contaba con 42 empleados y finalizó 2020 con 38 empleados, cuatro más que en la actualidad. Menos de un 10% de la plantilla se encuentra en expediente de regulación temporal de empleo (Erte). “La producción ha bajado drásticamente, por lo que hemos tenido que comprimir un poco, por lo que nos hemos dado cuenta que hay puestos de trabajo que no son tan necesarios”, afirma. Asimismo, la empresa también cuenta con empleados de empresas de trabajo temporal (ETT) para hacer frente a los picos de producción. 

 

 

 

 

La compañía, que no tiene venta directa al público final, opera en toda Europa a través de distribuidores y clientes directos, así como en Oriente Próximo y Sudáfrica. El 70% de sus ventas son internacionales. “Siempre estamos buscando nuevos distribuidores para poder aumentar las ventas y tenemos inversiones en procesos productos, buscando mejoras en cuanto a productos y nuevas técnicas de impresión; de hecho, hemos aumentado el catálogo de accesorios para ser más fuertes en personalización de producto orientado a la natación”, comenta la directiva. 

 

La compañía fue fundada en 1989 por el empresario Juan Carlos Souweine, quien provenía de la industria del caucho y que es el único accionista de la compañía.